La junta militar de Tailandia iniciará la próxima semana las conversaciones de "reconciliación"

Actualizado 09/02/2017 19:21:32 CET

BANGKOK, 9 Feb. (Reuters/EP) -

La junta militar de Tailandia ha informado este jueves de que las elecciones previstas para este año serán aplazadas hasta 2018 y ha anunciado que las conversaciones de "reconciliación" para la restauración de la democracia comenzarán la próxima semana.

Las autoridades han dispuesto una comisión de expertos para mediar las conversaciones, que durarán tres meses aproximadamente, con el objetivo de reducir la tensión entre los diferentes grupos políticos del país.

La junta militar, que gobierna Tailandia desde el golpe de Estado que tuvo lugar en 2014, ha insistido en que las conversaciones ponen de manifiesto la intención de los militares de restablecer un Gobierno democrático.

"Esperamos que las negociaciones empiecen el 14 de febrero, el día de los enamorados", ha manifestado el portavoz del Ministerio de Defensa Kongcheep Tantravanich, que ha indicado que la junta espera que "la reconciliación entre las partes se produzca antes, durante y después de las elecciones".

La esfera política en Tailandia se encuentra dividida entre la élite tradicionalista, que se encuentra principalmente en Bangkok, la capital del país, y los sectores de la población menos favorecidos, los cuales han apoyado en el pasado a los gobiernos populistas del ex primer ministro Thaksin Shinawatra y su hermana, Yingluck Shinawatra.

El Partido Demócrata, una de las principales formaciones de Tailandia, ha manifestado que una reconciliación es posible. "Sólo pido que nos centremos en los problemas en vez de barrerlos bajo la alfombra", ha afirmado el asesor legal del partido Wirat Kanyasiri.

"La comisión para las conversaciones debe estar compuesta por personas neutrales", ha aseverado Chaturon Chaisang, uno de los líderes de la formación Pheu Thai, el partido de la ex primera ministra Yingluck.

Varias voces críticas han dudado de la capacidad de las Fuerzas Armadas para ejercer un papel neutral en el marco de las conversaciones tras décadas de intervención en la vida política del
país.

Thanawut Wichaidit, portavoz del Frente Unido por la Democracia y Contra la Dictadura, ha insistido en que el Ejército debería comenzar a figurar como una pieza imparcial.

Para leer más