10 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 17:21:36 +01:00CET

La Justicia birmana condena a tres artistas que se burlaron de las Fuerzas Armadas

RANGÚN, 18 Feb. (DPA/EP) -

La Justicia de Birmania ha condenado a seis meses de cárcel a tres artistas que durante una actuación se mofaron de las Fuerzas Armadas, en una sentencia que ya ha sido reprobada por las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

Los tres condenados figuran dentro de un grupo de siete personas que fueron detenidas en abril y mayo de 2019. Todas ellas integraban un grupo que se vistió de uniforme para burlarse de los altos mandos militares en una exhibición del arte local Thangyat.

Kay Khine Tun, Paing Phyo Min y Su Yadanar Myint fueron condenados el lunes por la ley contra la difamación en Internet, después de que compartiesen en Internet los vídeos de la actuación. El responsable regional de Amnistía Internacional, Nicholas Bequelin, ha considerado "absolutamente increíble" que estos "valientes" estén encerrados "por difundir vídeos y fotos".

"El Ejército ha abierto todos los casos en diferentes ciudades", ha lamentado por su parte el activista Maung Saungkha, que fue condenado a seis meses de prisión en 2015 por difundir en Facebook un poema crítico con el presidente. "No hay una base legal para ninguna acción judicial", ha añadido en declaraciones a DPA.

Las últimas tres condenas son en realidad las cuartas dictadas por la Justicia del país asiático contra miembros del grupo. Cinco de ellos ya fueron sentenciados a un año de cárcel por atraer a militares para que se amotinaran o incumplieran su deber.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    La Junta iniciará el lunes 13 su "desconfinamiento progresivo" con altos cargos y eventuales

  2. 2

    Detenido tras jactarse en redes sociales de haber viajado de Madrid a Torrevieja para contagiar el coronavirus

  3. 3

    Andalucía abonará 300 euros en un pago único a 150.000 autónomos excluidos de medidas del Gobierno

  4. 4

    ¿Cómo hacer masa madre?

  5. 5

    El Eurogrupo moviliza 540.000 millones en préstamos pero aparca el debate sobre eurobonos