Actualizado 18/08/2017 20:11 CET

La Justicia peruana condena a militares por asesinar a 53 campesinos en 1983

LIMA, 18 Ago. (Reuters/EP) -

Un tribunal peruano ha condenado a penas de 30 años de cárcel a dos militares retirados acusados de asesinar a 53 campesinos en 1983, en pleno auge de la lucha contra el grupo guerrillero Sendero Luminoso, mientras que el Estado deberá indemnizar a los familiares de las víctimas con hasta 108.000 dólares.

Este caso, uno de los más emblemáticos en materia de Derechos Humanos para Perú, ha analizado las detenciones y ejecuciones de campesinos en una base militar de la región de Ayacucho, bastión de Sendero Luminoso. Los familiares de los fallecidos se han desplazado a Lima para escuchar en persona la histórica sentencia.

El tribunal, presidido por el juez Ricardo Brousset, ha condenado a 30 años de prisión al teniente coronel retirado Humberto Orbegozo, antiguo jefe del cuartel Los Cabitos, y al coronel retirado Pedro Paz, responsable de Inteligencia en la misma base, según un comunicado del Poder Judicial peruano. Deberán cumplir al menos 23 años, si bien ambos superan los 70 años de edad.

Los dos oficiales señalados no han acudido a la vista judicial y la corte ha ordenado su inmediata detención. Los abogados defensores ya han anunciado que recurrirán la sentencia en busca de la absolución.

El tribunal ha omitido las sentencias contra el general Carlos Briceño, de 90 años, y el coronel Carlos Millones, de 86, "por temas de salud mental", así como la del oficial Arturo Moreno por encontrarse prófugo en Chile. Otros dos antiguos militares han quedado absueltos por falta de pruebas.

Para leer más