Actualizado 28/11/2017 19:19 CET

La Justicia salvadoreña condena al expresidente Funes por corrupción

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes
REUTERS

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Justicia de El Salvador ha condenado al expresidente Mauricino Funes (2009-2014) por un delito de enriquecimiento ilícito y le ha inhabilitado para ocupar un cargo público en la próxima década, después de que no haya podido justificar parte del patrimonio con el que finalizó su mandato.

La Cámara Segunda de lo Civil ha ordenado a Funes que devuelva más de 206.000 dólares (unos 174.000 euros) por un delito por el que también ha sido condenado su hijo, Diego Funes Cañas, que deberá devolver al Estado más de 212.000 dólares (unos 179.000 euros). Las cantidades equivalen al dinero que ambos no han podido justificar.

La exmujer del antiguo mandatario, Vanda Pignato, ha quedado absuelta en este proceso, que para Funes y su hijo ha concluido también con una inhabilitación de diez años para el ejercicio de cargo público, según han informado varios medios locales.

La Cámara, además, ha instado este martes a la Fiscalía a iniciar una nueva investigación penal contra el expresidente, que se encuentra asilado en Nicaragua desde el año pasado. El Ministerio Público ya investiga penalmente a Funes por cinco delitos, entre los que figuran enriquecimiento ilícito, desvío de fondos, malversación, negociaciones ilícitas y tráfico de influencias

Funes ha tachado de "injusta y arbitraria" la sentencia y ha anunciado recurso. "No se puede condenar a imputados que no sustrajeron dineros del Estado y que su patrimonio es lícito solo porque existe una presión de la derecha para hacerlo", ha alegado en Twitter.

En su opinión, "no tiene lógica" que tenga que devolver al Estado dinero de una fuente que "no es la Hacienda pública" y que se obtuvo "lícitamente". Tampoco ve justo que su hijo, "que no es funcionario", sea condenado igualmente a dar dinero a las arcas del Estado.

Para leer más