La Justicia salvadoreña repetirá el juicio a una adolescente violada que fue condenada por abortar

Publicado 10/07/2019 20:49:22CET

BOGOTÁ, 10 Jul. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Una adolescente salvadoreña que fue condena a 30 años de cárcel en 2017 por dar a luz a un feto muerto se enfrentará a un nuevo juicio la próxima semana después de que el Tribunal Supremo anulara la sentencia, según han informado este miércoles sus abogados.

Evelyn Beatriz Hernández fue condenada por homicidio agravado por inducir al aborto, una práctica penada por la nación centroamericano bajo cualquier circunstancia.

La defensa recurrió ante el Tribunal Supremo, que el pasado mes de febrero anuló la sentencia ordenando la repetición del juicio, que comenzará de nuevo la próxima semana.

"Estamos convencidos de que Evelyn es inocente", ha dicho Ana Martínez, abogada del Grupo Ciudadano para la Despenalización del Aborto (GCDA), que lleva este y otros 20 casos similares.

Hernández, que ahora tiene 21 años y procede de una zona rural empobrecida, dice que fue violada y no se dio cuenta de que estaba embarazada hasta que se sintió mal en el trabajo, fue al baño y allí dio a luz a un feto muerto.

Unas 20 mujeres están encarceladas en El Salvador por un delito de aborto por sufrir complicaciones naturales que provocaron la muerte del feto. Algunas purgan penas de hasta 40 años de prisión, ha indicado el GCDA.

El aborto es un delito desde 1997 incluso en los casos de violación, enfermedad del feto o riesgo para la salud de la madre, supuestos mínimos que están admitidos en la mayoría de legislaciones penales.

En El Salvador el caballo de batalla de las ONG es la despenalización al menos para los casos de violación, dado el elevado número de menores que sufren abusos sexuales, sobre todo en su entorno familiar.

En 2017, Naciones Unidas hizo un llamamiento a las autoridades salvadoreñas para que impusieran una moratoria sobre la penalización del aborto y revisaran las condenas emitidas por estos cargos, pero no ha obtenido respuesta.

"Uno de los factores es que se trata de una sociedad muy religiosa y fuertemente evangelizada", ha dicho Paula Ávila-Guillén, abogada del GCDA.

El segundo juicio contra Hernández será la primera prueba del nuevo presidente, Nayib Bukele, que se ha mostrado partidario de despenalizar el aborto si hay peligro para la vida de la madre.

"Esperamos que el lunes el Estado de Derecho y la Justicia ganen en este país", ha dicho Martínez a Thomson Reuters Foundation. "Enviaría un mensaje sobre la nueva tendencia política", ha apostillado Ávila-Guillén.

Contador

Para leer más