Kenia.- Las autoridades confirman que el 737 de Kenia Airways se ha estrellado en el sur de Camerún

Actualizado 05/05/2007 18:08:06 CET

YAUNDE (CAMERÚN), 5 May. (EP/AP) -

Las autoridades camerunesas confirmaron que el Boeing 737-800, de la compañía Kenya Airways y desaparecido poco después de despegar desde el aeropuerto camerunés de Douala se estrelló hoy sábado con 114 personas a bordo, según fuentes del Ministerio de Transportes keniano y del departamento regional de comunicaciones.

De momento no existen datos de víctimas mortales o heridos. El Boeing 737-800 llevaba 114 personas, incluyendo 105 pasajeros de 23 países, según los directivos de la aerolínea. Fuentes de Exteriores confirmaron a Europa Press que a bordo del aparato no se encontraba ningún ciudadano español, y que las probabilidades de encontrar entre las víctimas a algún keniano nacionalizado eran "remotas y escasísimas".

El vuelo 507, con destino a Nairobi, cayó cerca de la aldea de Lolodorf, en medio de una espesa selva a unos 250 kilómetros (155 millas) al sur de la ciudad costera de Douala, de donde había despegado poco después de la medianoche del viernes, dijo el funcionario regional de comunicaciones, Alex Bayeck. Por su parte, el ministro de Transportes keniano, Chris Murungaru, rechazó hacer declaraciones sobre las causas del siniestro hasta que la investigación arrojara resultados.

Sobre el accidente, Bayeck agregó que los lugareños dijeron haber escuchado un "potente ruido" durante la noche. "Los equipos de búsqueda han sido enviados al área", incluyendo agentes de la policía, personal civil de emergencia y la policía militar, indicó. La región cuenta con pocas carreteras y está salpicada de pequeñas aldeas.

Por el momento no hay noticias de supervivientes, dijo Bayeck, mientras hablaba por teléfono, en ruta al lugar del accidente. Por su parte, el director ejecutivo de Kenya Airways, Titus Naikuni, manifestó horas antes que la aerolínea no había notificada oficialmente que el avión se hubiese estrellado, solamente que había desaparecido. "El último mensaje fue recibido en Douala, tras el despegue, y a partir de ese momento la torre de control no pudo establecer contacto con el avión", agregó.

Asimismo, el ministro de Transporte de Kenia, Chris Murungaru, dijo que es demasiado pronto para establecer la causa del siniestro. "Necesitamos recopilar información de los especialistas técnicos sobre si se debió a las condiciones meteorológicas, un error del piloto o un fallo mecánico", indicó en Nairobi. "No lo sabemos y es demasiado pronto para sacar conclusiones". El ministro dijo que su país había solicitado ayuda a Estados Unidos e información, a través de comunicaciones vía satélite, sobre el vuelo 507.

El vuelo partió de Douala a las 12.05 (hora local), y la llegada a Nairobi estaba prevista para las 6.15 de la mañana (9.15 hora española). El avión había partido originalmente de Costa de Marfil, pero realizó una escala en Camerún para que subieran más pasajeros, agregó Kenya Airways.

Inmediatamente después de conocerse la noticia, la aerolínea informó de que había puesto a disposición de los familiares un centro de crisis cerca del aeropuerto. Varios familiares llegaron llorando a la sala de llegadas del Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta, en Nairobi.

El último accidente de un vuelo internacional de la aerolínea keniana ocurrió el 30 de enero del 2000, cuando el vuelo 431 despegó de Abiyán, Costa de Marfil, con destino a Nairobi. Los investigadores atribuyeron esa tragedia, que dejó 169 muertos, a un defecto en el sistema de alarmas y a un error del piloto.