Kibaki llama a la calma mientras Odinga advierte de que Kenia se desliza hacia "la anarquía"

REUTERS
Actualizado 29/01/2008 12:21:40 CET

NAIROBI, 29 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente keniano, Mwai Kibaki, hizo hoy un llamamiento a la calma a los ciudadanos, ante los continuados enfrentamientos que vive el país, mientras el líder opositor, Raila Odinga, advirtió de que el país africano se está deslizando hacia la anarquía.

"El presidente llama a todos los kenianos a mantener la paz", indicó en un comunicado la oficina de Kibaki. Por su parte, Odinga previno ante la prensa de que "este país se está deslizando hacia un estado de anarquía".

Estas declaraciones se producen tras conocerse que al menos siete personas fueron asesinadas con machetes y flechas durante los enfrentamientos étnicos en el barrio de Kibera, en Nairobi, según indicaron testigos presenciales.

Además, dos helicópteros del Ejército bombardearon una zona de la ciudad de Naivasha donde una multitud amenazaba a miembros de la etnia luo que se refugiaban en un puesto policial.

"Los helicópteros están disparando contra la multitud", explicó un reportero de la agencia Reuters en la zona, que añadió que podía oírse el ruido de ametralladoras, aunque la Policía dijo que eran balas de goma.

Los helicópteros dispararon tres o cuatro veces contra una multitud de más de 600 personas que blandía machetes y palos mientras dos camiones de Policía se preparaban para evacuar a los luos que se habían escondido en la comisaría.

Horas antes, varios hombres armados habían asesinado durante la noche a tiros en su casa a Melitus Were, un diputado de la oposición keniana, representante del distrito de Embakasi, en Nairobi, según afirmó hoy el portavoz del Movimiento Democrático Naranja (MDN).

"Le dispararon en su casa", aseguró el portavoz del MDN, Tony Gachoka. "La situación actual es sospechosa, todos los dedos apuntan al Gobierno, y el Gobierno va a tener que demostrar que no está implicado", agregó el portavoz.

Por el momento se desconoce si el asesinato estuvo políticamente motivado, pero si resulta serlo será el primer político que muere en Kenia debido al brote de violencia tras las elecciones del pasado 27 de diciembre. Los vecinos de Nairobi declararon que varios seguidores de la oposición se lanzaron a las calles para protestar por la muerte de Were.

Por su parte, la Policía indicó que dos hombres dispararon al diputado en su coche en la puerta de su casa en el distrito de Woodley, en Nairobi, y después huyeron de la escena. "Hemos comenzado las investigaciones", comentó el jefe del área de Nairobi, Julius Ndegwa. "Los dos criminales que le dispararon no le robaron el coche ni nada más", añadió.

Otro de los portavoces del PDN aseguro que Were fue asesinado en la puerta de su casa sobre las 12 y media de la madrugada se hoy, hora local (las 10 y media de la noche de ayer, hora peninsular). Por el momento no hay explicación oficial del Gobierno o de la Policía.