Kosovo.- Serbia advierte de que tomará represalias si Kosovo declara su independencia unilateralmente

Actualizado 31/08/2007 19:54:46 CET

BELGRADO, 31 Ago. (EP/AP) -

Serbia advirtió hoy de que tomará represalias si Kosovo declara su independencia unilateralmente y si otras naciones reconocen a la provincia como un Estado autónomo, según informó el ministro de Exteriores serbio, Vuk Jeremic.

El ministro no especificó en qué consistirían las represalias en caso de que los albano-kosovares cumplieran su amenaza de declarar la independencia si el esfuerzo actual para una solución diplomática --en las conversaciones que comenzaron ayer en Viena-- no resulta en la autonomía de Kosovo.

"Serbia no tendrá otra opción que responder a los actos que pongan en peligro su soberanía e integridad territorial", aseguró Jeremic. "La declaración de independencia unilateral provocaría una prolongada inestabilidad en la región", añadió. Sin embargo, Jeremic agregó que Serbia no permitirá hundirse de nuevo en el ostracismo internacional como sucedió durante el mandato de Slobodan Milosevic en la década de los noventa.

Desde ayer, y hasta el 10 de diciembre, diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia están intentando que ambas partes lleguen a un acuerdo sobre el estatus político de Kosovo.

Por su parte, el primer ministro de Kosovo, Agim Ceku, reiteró hoy en Pristina que los líderes de la provincia declararán la independencia si no se alcanza un acuerdo durante las conversaciones que se celebran en la capital austriaca. Sin embargo, aseguró que ninguna decisión unilateral se adoptará sin el apoyo de Estados Unidos y de la Unión Europea.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, dijo ayer que en caso de que Kosovo declare su independencia sin el consentimiento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas --en el que Rusia, aliado de Serbia, tiene poder de veto-- Serbia "tendrá que responder con daño contra daño". Tampoco especificó en qué consistiría la respuesta, pero los ultranacionalistas serbios han hecho un llamamiento para llevara cabo acciones militares contra Kosovo si los albano-kosovares declaran su independencia.

Kostunica también amenazó con romper sus relaciones diplomáticas con todos los países que reconozcan dicha declaración unilateral. Estados Unidos, por ejemplo, ha insinuado que reconocería la independencia de Kosovo, aún sin la aprobación de la ONU.

Por su parte, el ministro de Defensa alemán, Franz Josef Jung, apeló hoy a la calma y a paliar la tensión que genera el estatus final de Kosovo. Instó a las partes a evitar que cualquier manifestación de violencia obstaculice la actual ronda de negociaciones. Hasta ahora, ambas partes se han negado a ceder en sus posturas. Los albano-kosovares pretenden alcanzar la independencia y Serbia quiere mantener, por lo menos, el control formal sobre la provincia.

"Pido moderación a todas las partes", dijo Jung a un grupo de periodistas. "Estamos llevando a cabo todos los esfuerzos para que estas negociaciones concluyan en diciembre y para evitar un clima de confusión que sólo entorpecería las conversaciones", concluyó.