Actualizado 25/02/2021 21:16 CET

Kurz aboga por un pasaporte europeo de vacunación en Austria si la UE no logra un acuerdo

El canciller de Austria, Sebastian Kurz.
El canciller de Austria, Sebastian Kurz. - Helmut Fohringer/APA/dpa

Bulgaria se suma al plan de Kurz y asegura que ya están "coordinando" la propuesta

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, ha respaldado este jueves un pasaporte europeo de vacunación para el país si la UE no logra llegar a un acuerdo al respecto.

"Creo que este proyecto tiene que implementarse en primavera, si no es en toda Europa, tendremos que hacerlo a nivel nacional y con acuerdos con otros países que tengan políticas similares", ha señalado en una rueda de prensa previa a la cumbre del bloque europeo, informa la agencia de noticias DPA.

Kurz ha justificado su apoyo al 'pasaporte verde' destacando que se pretende la vuelta a la normalidad "lo más rápido posible", igual que lograr "un máximo de libertad", ha señalado en declaraciones al diario austriaco 'Der Standard'.

Según el canciller austriaco, el pasaporte posibilitará que las personas puedan viajar libremente e ir de vacaciones, además proporcionarles acceso a restaurantes y eventos culturales o deportivos.

Asimismo, ha puntualizado que los países con grandes industrias turísticas, como el que él dirige, Grecia, Italia o España se plantean ideas similares.

BULGARIA SE SUMA AL PLAN

Sin embargo, ha sido otro país el que ha dado un paso al frente para secundar la propuesta del canciller austriaco. El primer ministro de Bulgaria, Boyko Borisov, se ha mostrado partidario de esos pasaportes de vacunación contra el coronavirus para facilitar los viajes en el continente.

"Debería haber un pasaporte electrónico o verde para todos los ciudadanos europeos que hayan sido vacunados contra la COVID-19, o que se hayan pasado el virus", ha expuesto.

Borisov ha informado que ya han "coordinado" dicha propuesta con el propio Sebastian Kurz, "así como con los griegos y otros colegas del Consejo Europeo".

Por otro lado, el primer ministro búlgaro ha instado a las farmacéuticas que cumplan con la Comisión Europea sus contratos de entrega para no poner en riesgo los planes de vacunación de los Estados miembro de la Unión.

Las palabras de Borisov están en contexto con las reclamaciones del ministro de Salud de Bulgaria, Kostadin Angelov, quien ha protestado por los retrasos en la entrega de las dosis compradas a AstraZeneca, después de que sólo se haya recibido un 40 por ciento de las dosis.

Esto ha provocado la suspensión del calendario de vacunación en Bulgaria, que hasta el momento ha confirmad 242.100 casos de coronavirus aproximadamente y algo más de 10.000 fallecidos.

Para leer más