Actualizado 03/05/2007 02:46 CET

Líbano.- Un abogado de la ONU informa que las negociaciones sobre el tribunal del caso Hariri están en punto muerto

NUEVA YORK, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El subsecretario general para Asuntos Legales de la ONU, Nicholas Michel, afirmó ayer de que no ha logrado convencer a las principales fuerzas políticas libanesas para que den su aprobación al tribunal internacional que juzgará el asesinato del ex primer ministro pro-occidental Rafik Hariri, según informó el Consejo Legal tras dar cuenta ante el Consejo General de su reciente visita al país.

Michael, informó a los periodistas de que durante las reuniones que mantuvo en Beirut no fue capaz de convencer a los principales líderes políticos para que dejen aparte sus diferencias, a pesar de que todos ellos expresaron su respaldo al tribunal en un primer momento.

El Gobierno, dirigido por el primer ministro Fuad Siniora, y la oposición están enfrentados desde hace meses por la composición del actual ejecutivo, y la resolución de esta cuestión ha sido planteada por la mayoría de la oposición como una condición previa a su apoyo al tribunal de Hariri, según afirmó Michel.

"Puedo decirlo claramente. No he visto ningún avance fruto de los contactos que he tenido, de todos los esfuerzos que he realizado, al menos por ahora", explicó. Michel subrayó que su mandato era muy concreto y no incluía los asuntos políticos internos libaneses ni plantear alternativas al tribunal.

Antes de la rueda de prensa, Michel informó a los miembros del Consejo de Seguridad de su visita a Líbano, donde se reunió con personalidades como Siniora, el presidente del país, Emile Lahoud o el presidente del Parlamento, Nabih Berri.

Michel fue enviado a Beirut por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, para prestar ayuda legal a los libaneses en la ratificación parlamentaria del acuerdo para el establecimiento del tribunal, un paso imprescindible para que éste pueda constituirse.

El tribunal, de "carácter internacional", investigará el asesinato de Hariri, quien murió junto a otras 22 personas en un brutal atentado con coche bomba perpetrado en el centro de Beirut en febrero de 2005.

Una vez constituido formalmente, el tribunal determinará si están relacionados con el asesinato de Hariri otros atentados políticos perpetrados en Líbano desde octubre de 2004, con lo que también podrían ser juzgados por esta instancia.