Líbano dice que Israel "intenta justificar otra agresión" con sus acusaciones contra Hezbolá

Benjamin Netanyahu
REUTERS / AMIR COHEN - Archivo
Actualizado 01/10/2018 23:36:36 CET

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El ministro interino de Exteriores de Líbano, Yebran Basil, ha rechazado este lunes las acusaciones de Israel sobre la existencia de instalaciones balísticas del partido-milicia chií Hezbolá en los alrededores del aeropuerto y ha acusado a las autoridades del país vecino de "intentar justificar otra agresión".

Basil ha celebrado un acto en la sede del ministerio junto a embajadores de países extranjeros y posteriormente han visitado uno de los lugares en los que, según Israel, se encuentran estas instalaciones.

"Israel busca justificar otra agresión contra Líbano con la excusa de la presencia de instalaciones balísticas de Hezbolá. Lo que (el primer ministro israelí, Benjamin) Netanyahu afirmó ante Naciones Unidas fue otra mentira ilógica", ha manifestado.

Así, ha sostenido que las acusaciones vertidas por Netanyahu se fundamentan en "información inexacta y no verificada" y "una imagen que no demuestra nada", según ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

"La inteligencia y sabiduría de Hezbolá y los intereses de Líbano no permiten la presencia de misiles invisibles del tipo que afirma Israel", ha dicho Basil durante el encuentro previo con embajadores.

"Es cierto que Hezbolá tiene misiles, pero no están cerca del aeropuerto", ha subrayado, antes de decir que "Líbano está comprometido con el Derecho Internacional y las resoluciones internacionales pero no se ciñe a la política de disociación cuando el asunto está relacionado con defender su tierra y a su pueblo".

En este sentido, Basil ha puntualizado que los libaneses "tienen el derecho legítimo a la resistencia hasta la liberación de todos los territorios ocupados", al tiempo que ha advertido de que una ofensiva israelí "tendría repercusiones en toda la región, especialmente con la presencia de desplazados sirios y refugiados palestinos".

Pese a ello, ha resaltado que "Líbano es suficientemente fuerte como para evitar cualquier ataque". "No nos da miedo cuando lanza amenazas y sabemos lo débil que es", ha dicho, en referencia al Gobierno israelí.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión libanesa MTV, los embajadores saudí y emiratí han estado en el acto en el ministerio, pero no en la visita sobre el terreno, mientras que la representante estadounidense no ha acudido a ninguno debido a que está fuera del país.

Posteriormente, Netanyahu ha afirmado que Hezbolá "miente flagrantemente a la comunidad internacional con una gira falsa de propaganda a través del ministro de Exteriores libanés".

En un mensaje en su cuenta en la red social Twitter ha resaltado que Basi "les ha llevado (a los embajadores) a un campo de fútbol, pero ha evitado llevarles a una planta subterránea de fabricación de misiles".

"Los embajadores deben preguntarse por qué se esperaron (las autoridades libanesas) tres días hasta hacer la visita. De hecho, Hezbolá es cuidadoso a la hora de limpiar la zona en los lugares descubiertos", ha argumentado.

Por último, ha agregado que "es lamentable que el Gobierno libanés sacrifique el bienestar de sus ciudadanos encubriendo a Hezbolá, que ha secuestrado a Líbano en su agresión contra Israel".

HEZBOLÁ RECHAZÓ LAS ACUSACIONES

El ministro en funciones de Deporte y Juventud, Mohamed Fneish, miembro de Hezbolá, rechazó el viernes las acusaciones y pidió "dejar a Netanyahu con sus mentiras y fantasías".

"Sólo diremos que la Resistencia --en referencia a Hezbolá-- tiene sus capacidades y está preocupada con repeler su agresión y cualquier nueva agresión en Líbano", dijo.

Netanyahu denunció el jueves durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas que "en Líbano, Irán dirige a Hezbolá para construir instalaciones secretas y convertir los imprecisos proyectiles y misiles de precisión". Tras ello, el Ejército israelí publicó imágenes por satélite de las ubicaciones de estas supuestas instalaciones.

Así, el primer ministro israelí aseguró que el partido-milicia chií libanés "está usando de forma deliberada a la población inocente de Beirut como escudos humanos". "Han ubicado tres de estos lugares de conversión de misiles en los alrededores del aeropuerto internacional de Beirut", dijo.

"Tengo un mensaje para Hezbolá: Israel lo sabe, Israel también sabe lo que estáis haciendo. Israel sabe dónde lo estáis haciendo. E Israel no permitirá que os libréis", amenazó.