25 de febrero de 2020
 
Actualizado 01/06/2007 1:48:56 CET

Líbano.- Los enfrentamientos se extienden al campo de refugiados palestinos de Ein el Hilweh, en el sur de Líbano

BEIRUT, 31 May. (EP/AP) -

Esta tarde se extendieron los enfrentamientos registrados desde hace ya 12 días en el campo de refugiados palestinos de Nahr el Bared, en las afueras de Trípoli, entre milicianos de Al Fatá al Islam y tropas gubernamentales, al mayor campamento de refugiados en Líbano, el de Ein el Hilweh, ubicado en el sur del país, donde milicianos islamistas del grupo Jund al Sham y la principal facción palestina de Al Fatá, afín al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Según informaron fuentes oficiales palestinas del campo, la refriega comenzó después de que el hermano de un miliciano de Al Fatá abatido el pasado mayo intentara matar al asesino de su hermano, perteneciente a la milicia Jund al Sham, al que consiguió herir. Por su parte, milicianos de Jund al Sham abrieron fuego contra sus correligionarios de Al Fatá, precipitando una batalla campal a tiro limpio que duró aproximadamente media hora. En el transurso de la pelea, se registraron al menos dos explosiones, sin que se conocieran víctimas ni heridos.

La milicia Jund al Sham, que en árabe significa Soldados de la Siria Histórica, o bien se ha responsabilizado o bien ha sido castigada por una serie de ataques con bomba y enfrentamientos armados tanto en suelo libanés como sirio y las autoridades de Damasco asegura que se trata de la milicia más activa en su país.

MEDIACIÓN PALESTINA

El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, instó hoy a alcanzar una solución pacífica a los enfrentamientos registrados desde hace más de una semana en Nahr el Bared e insistió en que rechaza "la interferencia palestina en los asuntos libaneses y los ataques a cualquier soldado libanés".

Sin embargo, también dejó claro que su formación es contraria a aceptar "el bombardeo del campo" como tampoco, subrayó, que se "castigue a nuestra gente en Nahr el Bared o en otros lugares", explicó a varios periodistas desde Damasco.

"Hacemos un llamamiento para encontrar una solución pacífica al problema de Nahr el Bared para eviar más víctimas", insistió el mandatario palestino, al término de su reunión con el vicepresidente sirio, Faruk al Sharaa, y subrayó que el Movimiento de Resistencia Islámico ha estado participando en las negociaciones contínuas para encontrar una solución política a la crisis en el vecino Líbano.

Sin embargo, el comandante del Ejército libanés, el general Michel Suleiman, juró hoy rastrear a los milicianos de Al Fatá al Islam responsables de la muerte de soldados libaneses. "Estamos determinados en arrestar a los asesinos que atacaron al Ejército y civiles libaneses y palestinos inocentes para llevarles ante la Justicia", explicó Suleiman mientras revisaba las posiciones que ha adoptado el Ejército cercando el campo de Nahr el Bared, ya que como en el resto de campamentos de refugiados en el país, el Ejército tiene prohibido entrar en los mismos en virtud de un acuerdo suscrito entre el Ejecutivo libanés y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).