Líbano/Israel.-Tel Aviv decide hoy si canjea a presos de Hezbolá a cambio de los dos soldados en manos del grupo libanés

Actualizado 29/06/2008 11:59:09 CET

JERUSALÉN, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Decenas de israelíes se concentraron en Tel Aviv a la espera de que el Gabinete dirigido por Ehud Olmert decida hoy si acepta intercambiar prisioneros de Hezbolá a cambio de los soldados Ehud Goldwasser y Eldad Regev, en poder de las milicias del grupo chií libanés desde hace más de dos años, y cuyo secuestro fue el detonante de la guerra del verano de 2006 contra el grupo encabezado por Hasán Nasralá.

La habitual reunión semanal del Gabinete será mucho más larga de lo normal dado que tendrán que intervenir los asesores especiales designados por el primer ministro israelí en este debate: el jefe de los servicios de inteligencia israelíes (Mossad), Meir Dagan, el director de la sección de inteligencia interior (Shin Bet), Yuval Diskin así como el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Gabi Ashkenazi.

Entre todos, proporcionarán a los ministros del Ejecutivo israelí un informe completo sobre el estado actual de la situación, así como las perspectivas de futuro dependiendo de la decisión que se adopte, y nuevos datos sobre el estado de salud de los dos soldados secuestrados; sabiendo que el pasado sábado, una mayoría del Gabinete --18 de los 25 ministros-- votó a favor de la liberación de Regev y Goldwasser.

A esta difícil decisión se añade otro factor añadido: Hezbolá exige la puesta en libertad del libanés Samir Kuntar, considerado pieza clave en la investigación para hallar al coronel Ron Arad, piloto de las Fuerzas Aéreas israelíes desaparecido en combate en 1986 cerca de Sidón (Líbano).

Mientras, residentes y familiares se concentraban a favor de la liberación de los dos soldados. La madre de Goldwasser abogaba por el entendimiento entre los ministros para conseguir la liberación de su hijo. "Espero que los ministros recuperen la cordura y voten a favor del acuerdo", declaró Miki Goldwasser al diario israelí 'Yedioth Aharonoth'.

La cuñada de Regev, Tair, expresaba su preocupación por una posible falta de acuerdo. "Nos tememos que si el Gabinete no se decide hoy, perderemos otra oportunidad", lamentó.