Líbano.- Las tropas españolas han desactivado más de 2.000 artefactos y han desminado más de 400.000 metros cuadrados

Actualizado 20/10/2007 18:29:56 CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El contingente español que lidera la Brigada Multinacional Este de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), con base en Marjayún, ha desactivado desde su llegada al país en septiembre de 2006 más de 2.000 artefactos y restos explosivos de guerra y ha desminado más de 400.000 metros cuadrado de terreno, según informó a Europa Press el Ministerio de Defensa.

La presencia de minas y municiones no explosionadas procedentes del último conflicto entre la guerrilla chií libanesa Hezbolá y las Fuerzas de Defensa israelíes y de enfrentamientos anteriores representa una de las mayores amenazas para la población civil y las tropas internacionales emplazadas en Líbano.

Según los análisis que la inteligencia militar española realizó en agosto de 2006 antes del despliegue en Marjayún, unos 150 millones de metros cuadrados del territorio libanés estaban entonces afectados por minas y por los denominados artefactos sin explosionar (UXO, en terminología militar internacional), de los cuales sólo 33,8 millones de metros cuadrados habían sido limpiados hasta esa fecha por las Fuerzas Armadas libanesas y otras organizaciones.

Desde el desembarco en la playa de Tiro el 15 de septiembre del pasado año de un batallón de Infantería de Marina, los cuatro contingentes españoles que han cumplido misión en el país de los cedros (infantes de Marina, legionarios, paracaidistas y aerotransportables) han conseguido anular más de 2.000 artefactos, minas y restos de municiones y proyectiles de guerra sin explosionar y han liberado más de 400.000 metros cuadrados de terreno en su zona de responsabilidad, el sureste del país.

Buena parte de los dispositivos destruidos por las tropas españolas se encontraba emplazado en zonas como tiendas, negocios o campos de cultivo, circunstancia que además de representar un grave riesgo para la población civil impide el normal desarrollo de sus actividades cotidianas.

En algo más de doce meses de misión, las tropas españolas han conseguido además desactivar 28 trampas explosivas y se han incautado de dos importantes arsenales de armamento, el primero de ellos compuesto por 17 cohetes y el segundo integrado por más de 100 granadas de mortero.

En el marco de la denominada operación 'Libre Hidalgo', los soldados han recorrido cientos de miles de kilómetros en patrullas en vehículos blindados, se han hecho cargo de varios de loss puestos de vigilancia en la frontera con Israel, han prestado asistencia médica a la población del sureste de Líbano tanto dentro como fuera de su base y han desarrollado más de 40 proyectos de ayuda humanitaria, con una inversión superior a los 300.000 euros.

Al igual que hicieron con anterioridad en Bosnia, Kosovo y otras operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, las tropas españolas imparten clases de castellano a niños y adultos libaneses bajo la supervisión del Instituto Cervantes.

Desde el inicio de su misión, el contingente español en Líbano ha sufrido un total de seis bajas, todas ellas en el atentado con coche bomba perpetrado el pasado 24 de junio contra un Blindado Medio de Ruedas que circulba por la carretera que une las localidades de Jiyam y Marjayún.