Actualizado 24/07/2007 11:52 CET

Libia/Bulgaria.- Ferrero-Waldner dice que la liberación de las enfermeras búlgaras permite reforzar la relación Libia-UE

BRUSELAS, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, agradeció hoy a las autoridades libias su decisión de dejar marchar a Sofia a las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino acusados de contagiar deliberadamente el sida a más de 400 niños en Benghazi y dijo que este gesto permite reforzar la relación entre Libia y la UE.

"Esta decisión abrirá la vía a una relación nueva y reforzada entre la UE y Libia y estrechará nuestros vínculos con la región del Mediterráneo y el conjunto de África", dijo Ferrero-Waldner a su llegada a Sofía con las enfermeras y con la esposa del presidente francés, Cecilia Sarkozy, en unas declaraciones que fueron difundidas en Bruselas.

Ferrero-Waldner y Cecilia Sarkozy viajaron a Libia el domingo por la noche y su mediación final logró que Trípoli permitiera al personal sanitario salir del país después de que la justicia libia conmutara su pena de muerte por la de cadena perpetua.

"Al mismo tiempo, mis pensamientos están con los niños de Benghazi y sus familias, y continuaré prestándoles mi apoyo a todos ellos", añadió. También dijo compartir la "alegría" de los amigos y la familia del personal sanitario y del Gobierno y de los ciudadanos de Bulgaria.

La comisaria de Relaciones Exteriores aseguró que durante los últimos ocho años el Ejecutivo comunitario nunca ha olvidado el sufrimiento del personal médico y elogió la "dignidad" y la "fortaleza" exhibida por las enfermeras durante su "largo calvario".

"Esta excelente solución es el resultado de los esfuerzos conjuntos y sostenidos de la UE mediante la acción unida de las autoridades búlgaras, las presidencias de la UE y otros Estados miembros. Esto demuestra el valor de la acción concertada de la UE. La UE siempre trabajará de manera incansable para lograr justicia para sus ciudadanos", concluyó.