Un líder judío acusa a las autoridades alemanas de proveer de una "seguridad inadecuada" a la sinagoga atacada

Publicado 10/10/2019 14:27:03CET
El presidente del consejo de la comunidad judía de Alemania, Josef Schuster.
El presidente del consejo de la comunidad judía de Alemania, Josef Schuster. Karl-Josef Hildenbrand/dpa

Steinmeier ha hablado con él tras el ataque

BERLÍN, 10 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente del consejo de la comunidad judía de Alemania, Josef Schuster, ha acusado este jueves a las autoridades del país de proporcionar una "seguridad inadecuada" a la sinagoga de la ciudad de Halle, objeto de un ataque el miércoles que dejó dos muertos y dos heridos.

"Si la Policía hubiera estado aparcada fuera de la sinagoga, este hombre podría haber sido desarmado antes de que pudiera atacar", ha indicado Schuster en declaraciones a la emisora Deutschlandfunk.

La mayoría de las instituciones judías situadas en las grandes ciudadades de Alemania tienen protección policial cuasipermanente debido a los ataques antisemitas que se producen ocasionalmente por parte de activistas de extrema derecha y militantes islamistas. Según Schuster, aunque es una práctica "normal bajo su experiencia", no parece ser el caso de la sinagoga atacada.

Además, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, habló con Schuster después de que se produjera el ataque en la sinagoga, aunque no se conocen los detalles de la conversación que mantuvieron.

Tras el ataque, Steinmeier pidió solidaridad con la comundad judía de Alemania. Además, visitará la sinagoga de Halle a lo largo de este jueves, ha confirmado un portavoz del Gobierno.

En este sentido, el jefe del sindicato de Policía de Alemania, Oliver Malchow, se ha mostrado escéptico sobre la viabilidad de proporcionar ese nivel de protección a las instituciones judías.

"Tendríamos que vigilar cada sinagoga, cada iglesia, cada mezquita, cada lugar sagrado en Alemania durante todo el día, así que no sé si esto ha sido un error o si realmente no podría haberse previsto", ha indicado Malchow.

Malchow también ha defendido a la Policía de Halle, que tardó 15 minutos en llegar a la sinagoga, ya ha asegurado que sólo pudieron responder después de recibir informes sobre el incidente, y que las unidades blindadas normalmente tienen que llegar desde distancias lejanas. "Esto muestra cómo de débil es el nivel de cobertura policial", ha dicho Malchow. "Probablemente no fue posible ir más rápido", ha zanjado.

El presunto autor del ataque, identificado como Stephan B., de 27 años, no era objeto de la atención de las autoridades por ser un radical de extrema derecha, según un portavoz de la Fiscalía en Karlsruhe. Ahora se intenta determinar si contó con la colaboración de cómplices en su actuación, que se considera como un crimen ultraderechista y antisemita.

Aunque intentó entrar en la sinagoga y "planeaba matar a personas", según un investigador del caso, no consiguió realizar plenamente sus planes. Así, en este caso concreto, las puertas cerradas y los altos muros de la sinagoga proporcionaron gran protección contra las armas, aparentemente improvisadas, del atacante.

Gracias a la cámara que el atacante llevaba en el casco, el ataque fue retransmitido en directo vía internet y se escuchó al presunto autor maldecir por no poder entrar en la sinagoga antes de matar a tiros a una mujer que pasaba por la calle y a un hombre dentro de un restaurante kebab cercano.

Contador

Para leer más