El líder rebelde de Sudán del Sur volverá a Yuba para rubricar el acuerdo de paz

Riek Machar y Salva Kiir
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Actualizado 30/10/2018 19:09:56 CET

YUBA, 30 (Reuters/EP)

El líder de Sudán del Sur, Riek Machar, volverá el miércoles a la capital del país africano para rubricar el acuerdo de paz, más de dos años después de que huyese de Yuba tras el fracaso de un pacto anterior, ha anunciado este martes su grupo, SPLM/A-IO.

"Machar encabezará la delegación de miembros del SPLM/A-IO para las celebraciones de la paz en Yuba, pero el programa está completamente en manos del régimen", ha afirmado el portavoz de la facción rebelde, Lam Paul Gabriel. El Gobierno de Salva Kiir no se ha pronunciado al respecto.

Las fuerzas de Kiir y las de Machar, antiguo vicepresidente, se han enfrentado desde finales de 2013. Las dos partes firmaron en agosto el último acuerdo de paz, con el que se comprometieron a compartir el poder y a poner fin a la guerra civil en Sudán del Sur.

Machar huyó a República Democrática del Congo en 2016, meses después de que fracasase un acuerdo de paz. Después viajó a Sudáfrica, donde permaneció bajo arresto domiciliario hasta que se reanudaron en junio de este año las conversaciones de paz.

El portavoz de la Presidencia de Sudán del Sur, Ateny Wek Ateny, ha confirmado además durante la jornada que los presidentes de Sudán y Uganda, Omar Hasán al Bashir y Yoweri Museveni, respectivamente, participarán en la celebración.

Asimismo, ha dicho que el Gobierno egipcio estará representado por el primer ministro, Mustafá Madbuli, al tiempo que ha subrayado que se espera que otros jefes de Estado confirmen su participación en las próximas horas, tal y como ha recogido la emisora local Eye Radio.

Las autoridades han apuntado que la celebración tiene como objetivo conmemorar la firma del acuerdo de paz, si bien no han dado detalles sobre en qué consistirán los actos en Yuba.

El pasado mes de junio, las partes firmaron un acuerdo inicial para poner fin a los combates, pero Machar rechazó algunas de las propuestas, como que el país tenga tres capitales distintas para distribuir el poder, lo que provocó un nuevo proceso de contactos para lograr el texto definitivo, ratificado en septiembre.

Este acuerdo contempla la restitución de Machar en el puesto de vicepresidente, así como la creación de un Gobierno de unidad en el que tendrá la mayoría el actual Ejecutivo. Asimismo, Kiir permanecerá en el puesto de presidente.

Las partes tendrán ahora ocho meses para formar un gobierno de transición, que estará en vigor durante un periodo de tres años.

Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que enfrenta a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales a Machar, de etnia nuer. Otros grupos rebeldes --con distintos grados de relación con el grupo de Machar-- operan en el país.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

Los combates en Sudán del Sur han desarraigado alrededor de una cuarta parte de sus 12 millones de habitantes, han destruido la producción de petróleo y han arruinado una economía ya de por sí muy empobrecida.