Actualizado 30/05/2008 13:40 CET

El líder de los rebeldes de las FNL dice estar dispuesto a dejar las armas para que la paz "sea una realidad"



   BUJUMBURA, 30 May. (Reuters/EP) - 

Agathon Rwasa, líder exiliado del último grupo rebelde burundés Fuerzas para la Liberación Nacional (FNL), afirmó hoy que están dispuestos a abandonar las armas para que la paz "sea una realidad" en el país africano.

   Así lo señaló Rwasa a su regreso a Bujumbura para intentar superar el último obstáculo para la paz. El líder rebelde llegó acompañado por el mediador sudafricano para las conversaciones entre su grupo hutu y el Gobierno mixto burundés dirigido por hutus, según constató un reportero de Reuters en el aeropuerto.

   "Nuestra gente y nuestro país han sufrido mucho debido a esta guerra. Es el momento de mirar hacia adelante y construir una paz y una estabilidad duraderas en Burundi", subrayó Rwasa en el aeropuerto de Bujumbura.

   Para ello, el líder rebelde aseguró estar dispuesto a deponer las armas y a reunir a los combatientes de las FNL para su desmovilización. "Queremos que la paz sea una realidad en Burundi", aseguró.

   Rwasa, al que esperaban en el aeropuerto cientos de seguidores, que le animaban y gritaban su nombre, llegó flanqueado por soldados sudafricanos y fue recibido por diplomáticos y autoridades del Gobierno. Según fuentes oficiales, tiene previsto reunirse con el presidente burundés, Pierre Nkurunziza, también ex líder de una guerrilla hutu elegido en 2005 en el marco del acuerdo de paz respaldado por la ONU.

   Las FNL no participaron en aquel acuerdo pero el grupo firmó un pacto separado con el Gobierno burundés hace 20 meses pero que ha permanecido bloqueado por desacuerdos y enfrentamientos esporádicos. Los enfrentamientos entre las tropas burundesas y los rebeldes han dejado cerca de 100 muertos en las últimas semanas.