Actualizado 27/06/2018 14:15 CET

La líder del SPD no descarta nuevas elecciones en Alemania tras las diferencias entre Merkel y la CSU

Andrea Nahles, líder del SPD
BERND THISSEN/DPA / BERND THISSEN

BERLÍN, 27 Jun. (DPA/EP) -

La líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Andrea Nahles, no descarta la posibilidad de que se celebren nuevas elecciones en Alemania debido a las tensiones por el tema de los refugiados surgidas entre la Unión Cristianodemócrata (CDU), que lidera la canciller, Angela Merkel, y su socio bávaro, la Unión Social Cristiana.

Al ser preguntada este miércoles en la televisión pública alemana ARD sobre si el SPD se está preparando para unas elecciones generales anticipadas, Nahles no ha descartado la convocatoria de unos comicios. "Todavía no lo sé, (...) vamos a esperar y ver", ha respondido.

El Gobierno se encuentra en una situación extremadamente tensa, según la líder del SPD, que ha criticado duramente a los conservadores después de la reunión de cuatro horas que mantuvieron el martes por la noche en la Cancillería de Berlín por una situación que ha generado que aún no sepan "cómo terminará la semana".

Asimismo, Nahles ha advertido al ministro de Interior alemán y líder de la CSU, Horst Seehofer, de que no debe actuar por su cuenta en el tema de los refugiados sin seguir las directrices del Gobierno alemán y frenar la entrada en la frontera alemana de los refugiados inscritos previamente en otros países de la Unión Europea.

"Tenemos una situación en la que lo que proponen el señor Seehofer y la CSU tiene implicaciones para toda Europa. Esto es como un efecto dominó", ha dicho Nahles. "No consideramos que esta forma de rechazo unilateral sea compatible con la legislación de la UE", ha afirmado, en referencia a la amenaza de Seehofer de actuar unilateralmente si Merkel no logra antes de que termine esta semana con acuerdos a nivel europeo que solucionen el problema de la migración secundaria, como se conoce al hecho de que los inmigrantes se registren en un país de la UE pero luego decidan solicitar asilo en otro de los Estados miembro.

Si Seehofer actuara, Merkel tendría que responder, ha afirmado Nahles, en relación a la potestad de la mandataria alemana de quitarle la cartera de Interior al líder bávaro si va por libre. "No puedo resolver el conflicto entre la CDU y la CSU", ha admitido.

Por su parte, el presidente de la fracción parlamentaria de la CSU en el Bundestag, Alexander Dobrindt, recordó este miércoles que esperan aún que Merkel logre una solución europea en la cumbre de la UE de este jueves y viernes en Bruselas.

Dobrindt, al igual que el Ministro de Interior, ha amenazado con actuar unilateralmente si Merkel no hace progresos decisivos. "Queremos que los rechazos en la frontera comiencen la semana siguiente para aquellos que ya están registrados en otro país europeo ya que, por lo tanto, también tienen que solicitar asilo allí", ha señalado.

"No puedo imaginarme ahora qué hay que criticar en el hecho de que el ministro de Interior quiera aplicar el derecho vigente en las fronteras", ha asegurado, antes de dejar claro que no están dispuestos a dar más tiempo a la mandataria alemana ya que eso no ayudaría a la situación actual debido a que las soluciones europeas son difíciles, algo que ha quedado patente en los últimos tres años.

La decisión de Merkel de abrir las fronteras en plena crisis migratoria hizo que solo en 2015 llegaran aproximadamente 900.000 solicitantes de asilo a Alemania, creando una situación sin precedentes en el país. Desde entonces, han llegado casi medio millón más y el Gobierno alemán se afana por buscar una solución. La amenaza de Seehofer de aplicar su plan de asilo sin el apoyo de Merkel si ésta no logra una solución europea esta semana amenaza con romper el Gobierno de coalición apenas tres meses después de su formación.

Para leer más