Los líderes de seis partidos opositores advierten de que Tanzania se dirige hacia un régimen dicatorial

John Magufuli, presidente de Tanzania
REUTERS / XXSTRINGERXX XXXXX - Archivo
Publicado 19/12/2018 23:24:09CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de seis de los principales partidos opositores de Tanzania han denunciado este miércoles la reducción de los espacios democráticos en el país africano y han alertado de que éste se dirige hacia un régimen dictatorial.

Tras dos días de reuniones en la isla de Zanzíbar, los líderes de estos partidos han recordado la existencia de detenciones de líderes políticos y secuestros, entre ellos periodistas y empresarios.

Asimismo, han dicho que el Gobierno ha aprobado o enmendado varias leyes para suprimir a la oposición o a las organizaciones no gubernamentales, según ha recogido el diario tanzano 'The Citizen'.

Por ello, estos partidos --Chadema, Frente Cívico Unido, ACTWazalendo, Liga Nacional para la Democracia, NCCR-Mageuzi y Chama cha Ukombozi wa Umma (Chauma)-- han resaltado que trabajarán para dar la vuelta a la situación en 2019.

De esta forma, han manifestado que a partir del año que viene "instituirán su derecho democrático" a celebrar actos públicos, prohibidos por el Gobierno, y empezarán a describir como "presos políticos" a los líderes políticos que sean arrestados de forma arbitraria.

El presidente tanzano, John Magufuli, ha sido acusado de estar acabando con la democracia mediante sus políticas de represión contra los medios y los opositores, que minan la libertad de expresión. Asimismo, ha pedido que se prohíba a las menores embarazadas que vayan a la escuela.

En julio, aseguró que su partido estará en el poder "para siempre" y agregó que cualquiera que piense lo contrario "se pondrá muy triste". "El partido Chama Cha Mapinduzi (CCM) es el partido gubernamental y seguirá gobernando para siempre", manifestó.

"Los escépticos estarán preocupados cada día. El CCM estará aquí para siempre", reiteró, antes de pedir a los miembros de la formación "que caminen con la cabeza alta".

El mandatario, cuyo apodo es 'bulldozer' por la forma en la que presiona y fuerza para llevar a cabo sus políticas, se ha ganado sin embargo ciertas alabanzas entre sus donantes internacionales gracias a un campaña anticorrupción y a los recortes que ha llevado a cabo en el gasto público.

Magufuli ha cesado a miles de funcionarios desde que llegó al poder en 2015 en una campaña cuyo objetivo declarado es acabar con la corrupción y la falta de eficiencia en la administración pública.

Además, ha pedido que se obligue a los presos a trabajar largas jornadas laborales y que se les castigara "si muestran pereza". "Es una pena para el país seguir alimentando a los prisioneros. Todas las prisiones tienen campos, y los reos deben cultivarlos", dijo.

"Algunos trabajadores de prisiones no tienen casas. Haced que los presos trabajen, que fabriquen ladrillos día y noche", agregó. Así, sostuvo que "hay trabajadores, y gratis", y abogó por poner fin a las visitas conyugales en las cárceles.