Londres dice que Gibraltar está "implicado al 100%" en las negociaciones con España sobre el Brexit

El Embajador del Reino Unido en España, Simon Manley
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/10/2018 13:04:46CET

El embajador británico sostiene que el acuerdo sobre el Brexit está cerca pero aún queda un "último esfuerzo"

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, ha asegurado este martes que el Gobierno gibraltareño está "implicado al 100 por cien" en la negociación que mantienen Londres y Madrid para elaborar un protocolo que acompañará el acuerdo del Brexit y que establecerá como se aplicará este al Peñón y los memorandos de entendimiento que se están negociando de forma bilateral.

En un encuentro con la prensa, Manley ha señalado que el Gobierno británico "está en contacto todos los días" con el de Gibraltar ya que es "necesario" puesto es el que tiene las "competencias" de muchos de los temas que se están tratando. "Trabajamos muy estrechamente con ellos", ha insistido.

Respecto a esta negociación, el embajador ha dicho que se han hecho "avances importantes" en las "negociaciones positivas y constructivas" que se están manteniendo y que continuarán. "Esperamos llegar a un acuerdo pronto", ha afirmado, sin entrar a detallar los temas aún pendientes en esta negociación.

Este lunes, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, había indicado desde Luxemburgo que junto al protocolo que acompaña al acuerdo de salida y que "que establece las condiciones de aplicación del Tratado a Gibraltar", se están negociando también otros cinco memorandos que negocian España y Reino Unido de manera "bilateral".

Esos memorandos, dijo Borrell, son los que tratan de "resolver los irritantes" sobre Gibraltar, es decir, "los elementos de discordia" sobre asuntos que afectan al contrabando de tabaco, el aeropuerto, los vertidos, temas de pesca, las aduanas o las relaciones financieras pero están fuera del acuerdo de salida.

En este sentido, el embajador británico ha subrayado que se trata de un "paquete" que no se acordará por separado y que está compuesto por el protocolo y los memorandos de entendimiento que "tratan temas importantes de la salida de Gibraltar de la UE y que intentan promover una colaboración más estrecha a nivel de temas como la seguridad y el medioambiente".

FALTA UN ÚLTIMO ESFUERZO PARA EL ACUERDO

Por otra parte, Manley se ha mostrado optimista de que será posible llegar a un acuerdo sobre el Brexit muy pronto. "Estamos muy cerca y tenemos que hacer un último esfuerzo", ha afirmado, subrayando la importancia que dicho acuerdo tiene para ambas partes y que lo que está en juego es la relación futura y los valores compartidos por Reino Unido y la UE.

"En las últimas semanas hemos hecho muchos avances tanto sobre el acuerdo de salida como en la declaración política sobre nuestra relación futura", ha destacado, haciendo hincapié que dado que Reino Unido será un antiguo estado miembro su relación con la UE será "especial" y en ningún caso el futuro acuerdo que se alcance podrá ser similar al que hay con otros países porque "nosotros no somos Canadá, Corea del Sur o Japón".

Por otra parte, ha reconocido que el tema de la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda es "muy delicado" puesto que también están en juego los acuerdos de Viernes Santo que pusieron fin al conflicto con el Ejército Republicano Irlandés (IRA). "Nadie quiere volver al pasado", ha subrayado, "ni nosotros ni el Gobierno irlandés". "Todos estamos comprometidos con el mismo objetivo que es preservar los acuerdos de paz y preservar la estabilidad que tanto ha costado lograr", ha defendido.

LA CLÁUSULA DE SEGURIDAD DEBE SER TEMPORAL

En este sentido, ha subrayado que no es posible a una "frontera física" entre ambos territorios que obligue al despliegue de las fuerzas de seguridad. Tampoco es factible que la cláusula de seguridad, el conocido como 'backstop', que se quiere introducir para el periodo de transición no tenga un carácter temporal y que no abarque a todo Reino Unido.

"A muchos en Reino Unido les preocupa que esto se convierta en un limbo y no se alcance un acuerdo final sobre la relación futura entre Reino Unido y la UE", ha admitido.

"A nosotros nos preocupa nuestra integridad constitucional y económica y a la UE la integridad de su mercado único y su unión aduanera", pero "ambas partes han de hacer concesiones difíciles", ha señalado. En este sentido, ha recalcado que Reino Unido nunca podría aceptar "una aduana externa" dentro de su territorio como podría serlo que hubiera una en España entre "Castilla y León y Castilla-La Mancha".

El embajador ha reconocido que el Brexit es un tema que divide tanto a los británicos como a sus políticos, pero no ha querido entrar a valorar la posibilidad de que el eventual acuerdo que en las próximas semanas pueda alcanzar May con Bruselas sea rechazado por el Parlamento, que debe aprobarlo.

"Tenemos que tener confianza en nuestros negociadores y que lograrán un acuerdo en el interés de todos", ha afirmado, insistiendo en que "nadie quiere que no haya acuerdo". No obstante, dado que esta también es una posibilidad, ha defendido que hay que prepararse para ella. "Es lo que tiene que hacer un Gobierno responsable y una Comisión Europea responsable", ha valorado.