Publicado 18/04/2022 17:18

López Obrador acusa a la oposición de ir contra los intereses de México al rechazar su reforma eléctrica

Archivo - El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador
Archivo - El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador - STRINGER / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha acusado a los parlamentarios de la oposición de ir contra los intereses nacionales y favorecer los de las empresas extranjeras al rechazar su propuesta de reforma eléctrica.

La Cámara de Diputados de México ha rechazado este fin de semana la iniciativa presentada por López Obrador tras una sesión de más de doce horas en la que el Ejecutivo alcanzó los dos tercios de los votos necesarios para su aprobación. La votación se saldó con 275 apoyos y 223 votos en contra.

En este contexto, el mandatario ha tildado de "muy lamentable" lo ocurrido en el pleno, si bien ha reconocido que "no es extraño". "Un grupo de legisladores que, en vez defender los intereses de la nación, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a robar y estos diputados respaldaron a los saqueadores", ha criticado.

En una conferencia de prensa desde el Palacio Nacional, López Obrador ha vinculado a los diputados "conservadores", a quienes ha definido como "vende patrias", de atentar contra los intereses generales del país y alinearse con naciones extranjeras, según el diario 'El Universal'.

La reforma pretendía establecer que al menos el 54 por ciento de la energía fuera gestionada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en lugar del 38 por ciento que maneja actualmente, dejando en manos privadas y compañías extranjeras el 62 por ciento del control energético.

La oposición argumentó su rechazo a la reforma en que llevaría a un aumento de las emisiones de gases contaminantes y a un encarecimiento de la electricidad, algo que, sin embargo, el propio presidente de México ha desmentido en varias ocasiones.

Otro de los opositores de la reforma es Estados Unidos. El país vecino ha sostenido que el dictamen podría perjudicar sus inversiones, por lo que planteó al Ejecutivo de López Obrador una serie de requerimientos.

Más información