Malaui aplaza los resultados de los comicios a la espera de una investigación sobre las denuncias por fraude

Malaui.- Malaui aplaza los resultados de los comicios a la espera de una investigación sobre las denuncias por fraude
REUTERS / ELDSON CHAGARA
Publicado 25/05/2019 15:49:50CET

BLANTYRE, 25 May. (DPA/EP) -

El principal partido de la oposición de Malaui ha conseguido una orden de aplazamiento para impedir que la comisión electoral del país anuncien los resultados finales de las polémicas elecciones presidenciales del 21 de mayo hasta que no investiguen las casi 150 quejas presentadas durante los comicios.

Los comicios están marcados por la incertidumbre del resultado de la carrera entre el actual presidente, Peter Mutharika, del Partido Progresista Democrático, y del candidato opositor Lazarus Chakwera, del Partido del Congreso de Malaui.

Ahora, este último ha anunciado la obtención de una orden que aplaza los resultados oficiales dos días después de que la comisión anunciara que Mutharika encabezaba la carrera con un 75 por ciento del voto escrutado, con un 40 por ciento de los votos respecto al 35 por ciento de su rival.

El sistema electoral contempla una única vuelta, por lo que el candidato más votado se hará con la victoria. Mutharika, de 76 años, ganó las presidenciales de 2014 con el 36 por ciento de las papeletas por lo que, si se confirman los resultados provisionales, mejoraría en cuanto a porcentaje en esta ocasión.

Chakwera ha denunciado a lo largo de la campaña la corrupción reinante en el país, a la que ha vinculado directamente con el presidente Mutharika. También se han discutido los graves problemas económicos del país, con más de la mitad de sus ciudadanos en situación de pobreza y con una elevada tasa de desempleo, además de su dependencia de la ayuda exterior.

Así, la tasa de pobreza se sitúa en el 51,5 por ciento --respecto al 50,7 por ciento en 2010--, si bien la pobreza extrema ha caído del 24,5 al 20,1 por ciento en ese mismo periodo. El país es altamente dependiente de su agricultura, por lo que su economía está expuesta a 'shocks' externos.

Contador