Al Maliki aplaza el asalto militar a Faluya y deja que las tribus suníes expulsen a los islamistas

Publicado 12/01/2014 17:50:15CET

BAGDAD, 12 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, ha aceptado dejar en manos de las tribus suníes la liberación de la ciudad de Faluya que ahora se encuentra, en su mayor parte, bajo el control de simpatizantes de Al Qaeda.

"Queremos poner fin a la presencia de los milicianos sin derramamiento de sangre. No vamos a entrar a matar gente inocente por culpa de estos criminales. La gente de Faluya ya ha sufrido demasiado", declaró Al Maliki en una entrevista a Reuters.

Al Maliki se refirió en este sentido al asalto estadounidense a la ciudad en 2004, la llamada 'Operación Furia Fantasma', una de las más violentas de la guerra de Irak que se saldó con la muerte de más de 800 civiles.

Sobre el estado actual de la ciudad, tomada por los milicianos el pasado mes de diciembre, Al Maliki se mostró esperanzado en que las tribus suníes conseguirán expulsar a los islamistas. "Los hijos y las tribus de Faluya están respondiendo bien. Que se tomen el tiempo que haga falta", declaró.

No obstante, el primer ministro chií manifestó que el Ejército seguirá rodeando la ciudad, a solo 70 kilómetros al oeste de Bagdad, para impedir que los islamistas del Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIS) empleen Faluya como base para planear ataques.