Actualizado 08/07/2015 02:50 CET

Margallo expresa en Túnez el apoyo a la transición y aboga por relanzar relaciones

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha concluido su visita oficial a Túnez tras reunirse con las principales autoridades del país, a las que ha trasladado el apoyo de España al proceso de transición y junto a las que ha abogado por relanzar relaciones.

España considera a Túnez un socio destacado y fiable en la "estratégica" región del Magreb y así se lo ha transmitido Margallo a presidente tunecino, Moncef Marzouki, el primer ministro, Mehdi Jomaa, el presidente de la Asamblea, Moustafa Ben Jaafar, y el ministro de Asuntos Exteriores, Mongi Hamdi.

El jefe de la diplomacia española ha felicitado a sus interlocutores por la adopción de la nueva Constitución, surgida del "consenso", según un comunicado de Exteriores. García-Margallo ha recordado que el Rey Felipe VI asistió a la ceremonia de adopción de la Constitución en febrero, cuando aún era Príncipe de Asturias.

El ministro también se ha interesado por la situación de seguridad en el país norteafricano, al tiempo que ha expresado la solidaridad de España en la lucha contra el terrorismo. En este ámbito, ha reiterado la disposición de las autoridades españolas para colaborar con las tunecinas.

García-Margallo ha firmado con su homólogo un memorando de apoyo a las políticas públicas de igualdad y de desarrollo regional y se ha interesado por los proyectos que lleva cabo la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo en colaboración con los ministerios de Justicia y del Interior de Túnez.

EMPRESARIOS

García-Margallo ha tenido ocasión de reunirse con representantes de algunas de las principales empresas españolas instaladas en Túnez en sectores como turismo, nuevas tecnologías, energías renovables y tratamiento de aguas y transporte aéreo, agropecuario e industrial. Con ellos, ha tratado de "analizar cómo puede aumentarse la presencia de empresas españolas para beneficio mutuo".

Durante las sucesivas reuniones con dirigentes políticos, el jefe de la diplomacia española ha abordado asuntos de índole regional e internacional como la situación de Libia. En lo referente a la crisis de Gaza, se ha subrayado la urgencia de lograr un alto el fuego y retomar las negociaciones para alcanzar una solución definitiva al conflicto sobre la base de dos Estados "que puedan convivir en paz y seguridad".

Para leer más