Actualizado 21/08/2007 10:00 CET

Marruecos.- El rey marroquí Mohamed VI anima a los ciudadanos a participar en las próximas elecciones legislativas

RABAT, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El rey de Marruecos, Mohammed VI, aseguró ayer que el voto es uno de los elementos clave de los que dispone la ciudadanía responsable y que debe ser confirmado por la participación democrática, con el fin de otorgar una fuerte carga y un carácter perenne a las próximas elecciones legislativas que se celebrarán en el país alauí el próximo 7 de septiembre.

En un discurso difundido por la agencia estatal 'MAP' ayer y recogido por Europa Press, con motivo del 54 aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo, Mohammed VI señaló que se trata de un compromiso que no debe limitarse únicamente al día de la votación, sino que está relacionado con la implicación en las "obras de desarrollo y de ciudadanía".

Animó a la población a participar en los próximos comicios porque definirá su futuro, el de sus hijos y el del país y advirtió de que de "vender el voto o las convicciones a aquellos desprovistos de conciencia e indignos de confianza" supondría "hipotecar" el futuro.

El monarca pidió a los partidos políticos, ciudadanos, sociedad civil, autoridades e instituciones que se unan en el civismo y se enfrenten así a los manipuladores con fines detestables que identificó como oportunismo, nihilismo, extremismo, fanatismo o terrorismo abyecto y detestable.

"No hay espacio para las prácticas ilegales, en ningún ámbito y por parte de nadie", advirtió Mohammed VI, tras lo cual subrayó que la necesidad de unión contra la corrupción y la prevaricación, así como contra el abuso de poder, etc.

En relación a los partidos políticos, destacó que deben ser grupos fuertes y capaces de asumir responsabilidades para garantizar la democracia. Por ello deben hacer de estas elecciones una competición leal entre los diferentes proyectos de sociedad y no convertirlas en una oportunidad para emprender combates personales o demagógicos. Además, los partidos deberán respetar la decisión del electorado y velar para que el escrutinio sea "irreprochable y libre de toda sospecha".

En las mismas declaraciones, el monarca destacó, como valor añadido, que estas elecciones legislativas generalizarán el derecho a voto ya que también participará la comunidad marroquí establecida en el extranjero.