Más de 29 millones de bebés nacieron en zonas afectadas por conflictos en 2018, según UNICEF

Publicado 20/09/2019 4:44:40CET
Un niño de ocho meses junto a su madre en Afganistán
Un niño de ocho meses junto a su madre en Afganistán UNICEF/UN0280717/HASHIMI AFP- / HOSHANG HASHIMI

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 29 millones de bebés nacieron en zonas afectadas por conflictos durante 2018, según ha informado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

UNICEF ha advertido de que más de 1 de cada 5 bebés en el mundo pasaron sus primeros momentos en comunidades afectadas por conflictos debido a la violencia armada en países como Afganistán, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen.

"Todos los padres deberían poder disfrutar los primeros momentos de su bebé, pero para los millones de familias que viven en áreas en conflicto, la realidad es mucho más desoladora", ha afirmado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

"En países de todo el mundo, las zonas donde hay conflictos violentos tienen severamente limitado el acceso a servicios esenciales para padres e hijos. Millones de familias carecen de acceso a alimentos nutritivos, agua limpia, saneamiento o un ambiente seguro y saludable para crecer", ha manifestado.

UNICEF ha advertido de que los niños que experimentan momentos traumáticos repetidos o prolongados, el sistema de control de estrés del cerebro se activa, lo que provoca un "estrés tóxico" y termina teniendo consecuencias duraderas para el aprendizaje, el comportamiento y la salud tanto física como mental de los niños.

"Algunos de los niños pequeños que vemos tiemblan con miedo, sin control, durante horas y horas. No duermen. Puedes escucharlos gimiendo. No es un grito normal, sino un gemido frío y débil", ha afirmado un trabajador de UNICEF en Yemen.

La agencia de la ONU ha destacado la importancia de dar apoyo a los cuidadores de los niños para que afronten y procesen el trauma, ya que ofrecerá a los niños la atención adecuada para un desarrollo cerebral saludable.

"Los padres que interactúan con sus bebés pueden ayudarlos a protegerse de los efectos neurológicos negativos del conflicto. Sin embargo, en tiempos de conflicto, los padres con frecuencia están desbordados", ha asegurado Fore, añadiendo que lo que las familias necesitan es paz.

Contador

Para leer más