Publicado 28/04/2018 09:45CET

Más de 600 bomberos luchan para extinguir tras siete días el incendio en un gran vertedero cerca de Rangún

RANGÚN, 28 Abr. (Reuters/EP) -

Múltiples unidades de Bomberos se han añadido este sábado a la movilización declarada hace una semana para intentar extinguir el enorme incendio declarado en un vertedero situado a las afueras de la ciudad de Rangún, que ha dejado más de 20 heridos y cuyo humo ha llegado a la ciudad.

El incendio ha generado una neblina que cubre partes del núcleo comercial de Birmania y generado preocupación sobre la salud pública, mientras 600 bomberos luchan para contener las llamas que se declararon el 21 de abril.

Las autoridades han llegado incluso a importar bioespuma de supresión de incendios de la vecina Tailandia e intentado crear lluvia artificial para contener la propagación de las llamas en la temporada alta.

Si bien las autoridades tienen el fuego bajo control el subdirector del Departamento de Bomberos de Birmania, Win Naing, no ha querido calcular una fecha exacta de su extinción ni confirmar la causa de su inicio.

Veintiséis personas han sido hospitalizadas, muchas sufriendo inhalación de humo. Birmania ha buscado ayuda médica de la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de ayuda, según ha informado este el periódico estatal 'Global New Light of Myanmar'.

Entre los más afectados se encuentran los residentes de Hlaing Thar Yar, uno de los barrios más pobres de Yangón. Decenas de miles de personas viven en chabolas construidas con bambú y láminas de plástico y carecen de acceso a electricidad, agua corriente y sistemas de drenaje.

Para leer más