Publicado 28/01/2021 03:39CET

Más de la mitad de los eslovacos participan en las pruebas masivas de COVID-19, que dejan un 1,24% de positivos

Pruebas de COVID-19 en Kosice, Eslovaquia.
Pruebas de COVID-19 en Kosice, Eslovaquia. - ZUZANA GOGOVA

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.949.017 de personas, más de la mitad de la población, ha participado en las pruebas de COVID-19 masivas en Eslovaquia, que han concluido con 36.547 resultados positivos, un 1,24 por ciento de los asistentes.

Así lo ha confirmado este miércoles el primer ministro, Igor Matovic, quien ha precisado que los resultados de este cribado con pruebas de antígenos han empeorado respecto al que se hizo en noviembre de 2020, informan fuentes del Gobierno a través de un comunicado.

La campaña de pruebas a gran escala a nivel nacional se ha llevado a cabo entre el 18 y el 26 de enero con el objetivo de llegar a toda la población mayor de 10 años y ahora se repetirá en los distritos que han tenido resultados positivos de más de un 1,01 por ciento. Asimismo, los eslovacos que no tengan un resultado negativo no pueden acudir a sus puestos de trabajo hasta el 7 de febrero.

"Esta intervención fue necesaria", ha dicho al respecto del cribado el ministro de Salud, Marek Krajci, quien cree que la campaña se reflejará en la disminución de ocupación en hospitales.

Mientras Austria y otros países han llevado a cabo iniciativas similares, la gestión caótica de la campaña de pruebas de COVID-19 masivas de Eslovaquia ha suscitado debate.

Organizaciones sanitarias han criticado este enfoque, que realiza pruebas a personas sanas, señalando que se trata de un uso ineficiente de un sistema sanitario que ya está sobrecargado.

A juicio de los críticos, sería mejor realizar pruebas únicamente a los grupos de riesgo y en aquellas zonas donde se diagnostiquen muchos casos, a la vez que focalizarse más en preparar la campaña de vacunación contra la COVID-19.

Para leer más