Actualizado 21/05/2012 00:54 CET

Al menos 15 detenidos en enfrentamientos en la celebración del Día de Jerusalén

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos 15 personas --diez judíos y cinco árabes-- han sido detenidas este domingo en los enfrentamientos registrados en la celebración del Día de Jerusalén, por la que se ha realizado una marcha al Muro de las Lamentaciones pasando por el barrio musulmán de la ciudad en la que han asistido 50.000 personas, principalmente extremistas judíos.

Los arrestos se han producido durante los enfrentamientos registrados ante la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja, cuando han sido arrestados cinco árabes por lanzar piedras contra los manifestantes judíos. Los diez judíos han sido arrestados por corear consignas racistas, según recoge el periódico 'The Jerusalem Post'.

La marcha del Día de Jerusalén conmemora el aniversario de la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando el Ejército israelí tomó Jerusalén Este. Este año se han producido menos enfrentamientos que en el anterior aniversario, hoy los enfrentamientos se han concentrado en la Puerta de Damasco donde grandes grupos de jóvenes estudiantes religiosos coreaban consignas como "¡Muerte a los árabes!" y "¡La venganza de Palestina!", mientras que abucheaban y aplaudían cada vez que la Policía retiraba a un manifestante de árabe.

Al otro lado de la calle un pequeño grupo de activistas israelíes de izquierda situado en la parte árabe de la calle ha mostrado su rechazo a la celebración con carteles en los que se podían leer consignas como "el Día de Jerusalén no es día de fiesta para mí".

La Policía montada ha dispersado a los manifestantes cada vez que había conatos de violencia. Ambos lados de la calle Sultán Suleiman estaban separados por una cerca de acero permanente para evitar los cruces. "Cuando se trata de celebraciones, también hay que lidiar con las tensiones", ha explicado el portavoz de la policía nacional, Micky Rosenfeld. "Cada año hay tensiones, pero se han hecho evaluaciones de seguridad y vamos a dividir ambos lados", ha añadido.

La mayoría de los comercios de la zona han cerrado después de que la policía enviara cartas a los propietarios recomendando el cierre temprano para evitar enfrentamientos con los manifestantes. "Esto no es nada nuevo. La gente esta asustada y no quieren que le pase nada a sus tiendas", ha indicado un residente de la Ciudad Vieja, Suheil.