Al menos siete agentes muertos en ataques de los talibán en el oeste de Afganistán

Actualizado 10/01/2019 12:01:49 CET

KABUL, 10 Ene. (DPA/EP) -

Al menos 32 miembros de fuerzas de seguridad afganas y de milicias afines al Gobierno han muerto víctimas de una serie de ataques perpetrados este jueves por los talibán en cuatro provincias de Afganistán, según un balance preliminar elaborado por autoridades regionales.

En concreto, los últimos ataques han tenido lugar en las provincias de Kunduz, Baghlan y Tajar, en el norte, y en la de Badghis, en la parte oeste del país. Los talibán han asumido la autoría de estas acciones a través de un portavoz, Zabihulá Mujahid, que ha dado por muertos a decenas de agentes y ha informado de la incautación de armas y munición.

El jefe de seguridad del distrito de Qala-e-Zal (Kunduz), Ahmad Fahim Qarluq, ha asegurado que un gran número de talibán atacaron puestos de seguridad a primera hora del día y mataron al menos a diez militares y policías. Además, unos 25 insurgentes perdieron la vida, ha añadido.

En las provincias de Baghlan y Tajar, las autoridades locales han confirmado el fallecimiento de 16 miembros de milicias afines al Gobierno, así como bajas no especificadas en las filas talibán. Por otra parte, seis miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en Badghis, según un portavoz del gobernador, Jamshid Shahabi.

La violencia persiste en Afganistán a pesar de los esfuerzos encaminados a lograr algún tipo de acuerdo de paz, en los que está implicado Estados Unidos. El representante especial norteamericano para la reconciliación, Zalmay Khalilzad, ha mantenido tres rondas de contacto con la insurgencia, aunque los talibán han cancelado una cuarta ya prevista.

Contador