Actualizado 17/05/2007 00:54 CET

México.- Asesinan al menos a cuatro policías municipales en el estado de Sonora, en el norte de México

HERMOSILLO, (MÉXICO), 16 May. (EP/AP) -

Al menos cuatro policías municipales fueron asesinados este miércoles en el Estado de Sonora, en el norte de México, según informaron las autoridades municipales.

Los cuerpos de policías de la municipalidad de Cananea, a unos 30 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, aparecieron sin vida este miércoles, horas después de haber sido secuestrados, junto con otras personas. Al parecer todos habrían sido asesinados por un comando armado.

El gobernador de Sonora, Eduardo Bours, y el alcalde de Cananea, Luis Carlos Cha, confirmaron la muerte de los elementos policiales, aunque no se indicaron las causas del suceso. Además, el alcalde de Cananea añadió que tres ciudadanos están desaparecidos.

"Los hechos sucedidos el día de hoy por la madrugada rebasan nuestra capacidad de asombro", señaló el alcalde en una declaración escrita. El gobernador de Sonora un grupo de policías del Estado ha sido enviado para reforzar la seguridad en Cananea.

Las autoridades locales del estado norteño de Coahuila también informaron que el director de una unidad antisecuestro fue privado de libertad por hombres que llevaban uniformes de agentes federales.

El director general para la Investigación del Secuestro y Crimen Organizado de la Procuraduría de Coahuila, Enrique Ruiz Arévalo, fue secuestrado este lunes mientras desayunaba en un restaurante de la localidad de Torreón, indicó este miércoles a Associated Press el portavoz de la dependencia estatal, Lucio Tello.

La Procuraduría estatal no ha tenido ningún informe sobre el posible paradero de Ruiz ni los motivos de su secuestro, añadió el portavoz.

Tello refirió que Ruiz llevaba cerca de 12 años como responsable de la unidad antisecuestro en Torreón, una localidad a 785 kilómetros al norte de Ciudad de México.

El comandante antisecuestro estaba acompañado de un agente estatal, a quien también plagiaron, aunque fue liberado horas después. El agente, identificado como Adolfo González, dijo a las autoridades que le mantuvieron con los ojos vendados y que le maltrataron física y verbalmente. Además señaló que no supo nada sobre el paradero de Ruiz.