México.- Pemex asegura que las seis explosiones de sus gasoductos han sido "actos premeditados"

Actualizado 10/09/2007 21:31:12 CET

MÉXICO DF, 10 Sep. (EP/AP) - Las seis explosiones que dañaron los gasoductos de Petróleo Méxicanos (PEMEX) en el este del país son fruto de una acción considerada por la empresa estatal como premeditada. Este incidente se registró dos meses después de otros similares ocurridos en el centro del país y que se adjudicó una pequeña guerrilla, el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Las explosiones se registraron en seis puntos de las tuberías en el estado de Veracruz, al este de la ciudad de México, por lo que de inmediato se suspendió el suministro de gas, dijo Pemex en un comunicado.

El subsecretario de Protección Civil de Veracruz, Ranulfo Márquez, dijo que más de 120.000 personas fueron evacuadas de las comunidades cercanas a los gasoductos que estallaron y además fueron cerradas dos autopistas. Además señaló que espera que el fuego se extinga por completo una vez que se consuma el gas remanente en las líneas.

La empresa aseguró que las explosiones fueron "actos premeditados", sin mencionar a nadie en particular, además no se ha precisado si los estallidos fueron simultáneos, ni la distancia entre cada uno de los puntos. "Tenemos todavía una fuga de gas en la zona de Ciudad Cardel, hay riesgo", dijo Márquez, quien refirió que las explosiones pudieron sentirse en un radio de entre 15 y 20 kilómetros.

Algunos habitantes de las zonas donde se produjeron las explosiones aseguraron sentir, en la tarde de ayer, un fuerte olor a gas. "Las llamaradas del incendio iluminaron la zona, se podían ver los campos de cultivo sin necesidad de lámparas", dijo Pedro Jiménez, un vecino de la zona.

Estos hechos se registran dos meses después de otros similares registrados en el centro del país y que se adjudicó una pequeña guerrilla, el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

El EPR señaló que las explosiones en gasoductos el 5 y 10 de julio en los estados centrales de Guanajuato y Querétaro fueron de su autoría y anunció que había iniciado una campaña de "hostigamiento" contra la oligarquía y en demanda de la liberación de dos de sus militantes, que según el grupo fueron detenidos por las autoridades y luego desaparecieron.

El EPR surgió el 28 de junio de 1996, en el primer aniversario del asesinato de 17 campesinos izquierdistas a manos de la policía en Aguas Blancas, en el estado sureño de Guerrero. El grupo guerrillero ha efectuado ataques esporádicos, contra comisarias de policía en Guerrero y en Oaxaca. Las explosiones de julio obligaron a varias empresas, como Honda Motor, Kellogg y The Hershey, a suspender o reducir parte de sus operaciones.