Miles de personas protestan en Shanghái contra la construcción de una planta química

Publicado 27/06/2015 19:56:22CET

SHANGHÁI (CHINA), 27 Jun. (Reuters/EP) -

Miles de personas han tomado las calles de Shanghái este sábado en contra de que el Gobierno chino construya una planta química, a pesar de que las autoridades hayan asegurado que el plan no irá hacia adelante.

La enorme nube de contaminación y la degradación medioambiental de varias partes de China han provocado la indignación de las clases urbanas cultas y más ricas del país. Además, tras una serie de alarmas sanitarias ha surgido también un gran escepticismo entre la población en torno a la seguridad de las industrias.

En los últimos años ha habido numerosas protestas en contra de las plantas petroquímicas que producen paraxileno, también conocido como PX, una sustancia química que se usa para fabricar fibra de poliéster y plásticos. La última manifestación también ha reflejado la gran desconfianza que posee gran parte de la población china sobre el Gobierno, que controla los medios de comunicación de forma estricta y tiene una reputación bastante negativa en cuanto a transparencia.

Los habitantes de Shanghái han salido a la calle bajo el grito de "Vamos gente de Jinshan", en referencia al barrio en el que se iba a construir la fábrica. Muchos de los manifestantes han llevado pancartas en las que se podía leer "no hay planta química buena". La Policía ha vigilado las protestas pero en ningún momento ha intentado frenarlas.

"Esta zona entera está rodeada por plantas químicas. Tengo familiares que han muerto de cáncer y apuesto a que todos aquí tenemos a alguien que ha muerto de cáncer", ha explicado Xiao Wang, un manifestante. "Estamos haciendo esto por la generación más joven. No queremos que enfermen", ha añadido.

"El nivel de confianza que tenemos en el Gobierno es muy bajo", ha expresado otra de las manifestantes, mientras que otro de los presentes en las protestas ha afirmado que su objetivo es que el Gobierno dé la cara y diga claramente que no se hará ninguna planta de PX. Los habitantes de Jinshan han afirmado que las protestas se vienen realizando desde hace aproximadamente una semana.

El Gobierno del distrito de Jinshan, en Shanghái, afirmó el lunes que los planes para la construcción de una zona industrial química no incluían ninguna instalación de PX y que tampoco se incluirá en el futuro, y pidió a la gente que no tomara las calles.

Por su parte, el Gobierno de Shanghái afirmó el viernes que las autoridades de Jinshan y la zona química están realizando "grandes pasos en la protección medioambiental y en el control de la contaminación para responder cuanto antes a las preocupaciones de la gente".

Para leer más