Los milicianos del movimiento rebelde CCMSR atacan a miembros del Ejército de Chad en la frontera con Libia

Militares chadianos
REUTERS / JOE PENNEY - Archivo
Publicado 25/08/2018 7:39:14CET

N'DJAMENA, 25 Ago. (Reuters/EP) -

Los rebeldes en el norte de Chad han atacado esta semana a las fuerzas gubernamentales en la frontera con Libia, según han informado los milicianos y fuentes del Ejército del país este viernes, a pesar de que el Gobierno ha negado que el ataque tuviera lugar.

Un movimiento rebelde en alza, denominado como el Consejo de Comando Militar para la Salvación de la República (CCMSR, por sus siglas en inglés), alega que su objetivo es acabar con el Gobierno del actual presidente, Idriss Deby, en un momento en el que Chad intenta lidiar con la amenaza del terrorismo yihadista y gestionar el flujo de milicianos que llegan al país huyendo del conflicto en Libia.

Deby ha sido un aliado muy importante para Occidente en la lucha contra el Estado Islámico y el terrorismo yihadista en África oriental.

El presidente ha tenido que hacer frente a varias rebeliones desde que accedió al poder en 1990, en pleno golpe de Estado que acabó con el por entonces presidente Hissene Habre, pero desde 2009 el país ha mantenido una cierta estabilidad política

El CCMSR, que alega tener más de 4.500 efectivos, fue fundada en 2014 y luchó su primera batalla contra las fuerzas del Gobierno a principios de este mes, en la ciudad minera de Kouri Bougoudi.

Entre sus filas se encuentran antiguos rebeldes de la región de Darfur, en Sudán, y antiguos aliados políticos del expresidente Habre, que se encuentra cumpliendo cadena perpetua en una prisión de Senegal por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

De acuerdo con un comunicado de CCMSR, sus milicianos han atacado a un grupo de soldados del Ejército a primera hora del martes en Kouri Bougoudi otra vez. "Los valientes guerreros atacaron de nuevo al enemigo de la manera más brutal", han establecido.

"Desafortunadamente, el enemigo prefirió huir de la manera más caótica, dejando tras de sí comida y provisiones", han añadido.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Ahmat Mahamat Bachir, ha negado que los rebeldes hayan atacado al Ejército, unas declaraciones que han negado dos fuentes militares consultadas por la agencia de noticias Reuters.