Millones de indios acuden a las urnas de Delhi en unas elecciones que pondrán a prueba la popularidad de Modi

Publicado 07/02/2015 6:02:36CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de trece millones de indios están llamados a las urnas este sábado en las elecciones del estado de Delhi, que suponen el primer examen de la popularidad del partido del primer ministro, Narendra Modi, y que según las encuestas serán unos comicios reñidos con el opositor anticorrupción y exministro principal del estado Arvind Kejriwal.

Los últimos sondeos dan una ligera ventaja a Kejriwal, que lidera el Partido Aam Aadmi (AAP), 'ciudadanos corrientes' y que abandonó el puesto de ministro principal de Delhi hace un año al no poder aprobar una ley anticorrupción, su principal promesa electoral. Todo apunta a que serán unos pocos miles de votos los que decidirán la victoria.

Frente a Kejriwal se encuentra la candidata de la formación de Modi, el Bharatiya Janata Party (BJP), Kiran Bedi, de 65 años y la primera mujer del país que ingresó en la policía. El mandatario ha hecho un llamamiento a través de Twitter a sus "jóvenes amigos" para que "acudan a votar" de forma numerosa.

La campaña electoral ha estado centrada en la lucha cntra la corrupción, el compromiso de un buen gobierno y hacer de Delhi un estado seguro para las mujeres, tras los sucesos de violaciones que han generado numerosas protestas, según la BBC.

ORGANIZACIÓN

Para la celebración de estas elecciones, en la mayor democracia del mundo, se han establecido unos 12.000 centros electorales, de los que saldrán los votos que formarán la asamblea, formada por 70 miembros. Se espera que los resultados se conozcan el jueves.

Además se han desplegado más de 55.000 miembros de la policía y la fuerza paramilitar, para garantizar la seguridad de unas elecciones que expertos señalan como una prueba de la popularidad de Modi.

AUSENCIA DE GOBIERNO

Estos comicios también tienen como objetivo poner fin al vacío de gobierno del estado de Delhi tras la dimisión de Kejriwal ante la imposibilidad de sacar adelante una ley que permitiría crear un órgano para controlar a los políticos y funcionarios corruptos en este estado.

Desde su dimisión --tras menos de 50 días en el poder y entre las críticas de los partidos tradicionales, que le acusaban de tener poca experiencia para gobernar--, Delhi ha estado gobernada directamente por las autoridades federales.

Para leer más