Publicado 04/08/2015 16:49CET

El ministro de Exteriores de Italia visita Irán para restablecer los vínculos

DUBAI, 4 Ago. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, ha llegado a Teherán este martes en la última de una serie de visitas de dirigentes europeos para estrechar las relaciones con Irán una vez firmado el acuerdo nuclear.

"Los vínculos económicos con Irán han sufrido durante la era de las sanciones, pero el reciente acuerdo nuclear es una oportunidad para una mejora gradual de las relaciones entre los dos países", ha dicho Gentiloni antes de su llegada a Teherán, de acuerdo con la agencia de noticias Mers.

El jefe de la diplomacia italiana ha ido acompañado de la ministra de Desarrollo, Federica Guidi, como cabezas de una delegación económica cuyo objetivo es expandir la cooperación bilateral en materia energética, agraria y de transporte.

Altos cargos de los gobiernos de Francia, Alemania y Serbia ya han visitado el régimen de los ayatolás para explorar las posibilidades de negocio con la derogación paulatina de las sanciones.

El pasado 14 de julio, Irán y el Grupo 5+1 --formado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- firmaron un acuerdo para limitar el desarrollo del programa nuclear iraní a cambio de eliminar gradualmente las medidas punitivas.

Las partes llevaban años intentando llegar a un acuerdo que garantizara el desarrollo civil de la industria atómica de Irán ante el temor de Occidente a que la República Islámica se hiciera con armamento nuclear.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    La génesis de un rayo azul, observada desde la Estación Espacial

  2. 2

    El Gobierno prohíbe expulsar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  3. 3

    El Gobierno prohíbe echar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  4. 4

    ¿Cuándo se estrenan nuevos capítulos de Wandavisión (Bruja Escarlata y Vision) en Disney+?

  5. 5

    La cuarentena por contacto con positivo de COVID-19 podría reducirse a 7 días si se hace un test al final