Publicado 14/12/2021 15:41CET

Un ministro de Líbano pide el fin "inmediato" de la guerra en Yemen tras la última crisis diplomática con Arabia Saudí

Archivo - Bombardeo de la coalición saudí en Saná
Archivo - Bombardeo de la coalición saudí en Saná - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

El titular de Agricultura critica la dimisión del ministro de Información y respalda a Hezbolá

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura de Líbano, Abbas Haj Hasán, ha reclamado el fin "inmediato" de la guerra en Yemen, días después de la dimisión del titular de la cartera de Información, Georges Kordahi, por las presiones de Arabia Saudí y otros países del golfo Pérsico contra el Gobierno tras sus críticas al conflicto.

"La guerra en Yemen debe terminar inmediatamente, dado que ninguna persona puede ver a cientos de miles de muertos, de personas sin techo, de personas con hambre que buscan una esperanza, y decir que la guerra debe continuar", ha dicho el ministro, miembro del chií Movimiento AMAL.

"Independientemente de las causas y los responsables y de quién sea el vencedor, esta guerra debe terminar", ha dicho en una entrevista concedida a una cadena siria de televisión LANA y recogida por el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

Asimismo, ha criticado que Kordahi se viera forzado a dimitir a causa de la crisis con Riad por unas declaraciones que hizo antes de ser nombrado ministro. "No se pueden pedir cuentas a una persona antes de estar en un puesto de responsabilidad", ha argüido.

El ministro de Agricultura ha defendido además al partido-milicia chií libanés Hezbolá ante las críticas de Arabia Saudí y ha recordado que el grupo "tiene representación en el Parlamento y en el Gobierno". "Resistió ante Israel y defendió Líbano. Es legítimo, igual que su arsenal", zanjó.

Las palabras, que amenazan con abrir una nueva disputa diplomática entre Beirut y Riad, llegan además después de las críticas de Bahréin a Líbano por una reunión celebrada hace pocos días por el partido opositor Al Wefaq, ilegalizado en el país del Golfo.

Kordahi dimitió el 3 de diciembre argumentando que "el interés del país es lo primero", así como el de "todos los libaneses". "Todo esto está por encima de mis intereses personales", dijo, ante las medidas punitivas anunciadas por Arabia Saudí y otros países de la región.

En un programa de televisión grabado en agosto y transmitido en octubre, Kordahi describió la guerra en Yemen como una "agresión" de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) y pidió el cese inmediato de las hostilidades al tratarse de una expresión de la "guerra entre árabes".

En represalia Arabia Saudí, EAU, Kuwait y Bahréin procedieron a retirar a sus embajadores y suspender parcialmente la cooperación económica a consecuencia de estas declaraciones.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por el presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Para leer más