Publicado 27/01/2020 18:10:08 +01:00CET

Los ministros bolivianos empiezan a dimitir en respuesta a la petición expresa de Áñez

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez
La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez - Christian Lombardi/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ministros del Gobierno de Bolivia han empezado a dimitir este lunes, en respuesta a la petición que la mandataria interina, Jeanine Áñez, hizo el domingo en este sentido para poder configurar su candidatura a las elecciones presidenciales del 3 de mayo.

Áñez pidió a todos sus ministros que presentaran su dimisión, argumentando que de cara a un proceso electoral "es usual que se produzcan ajustes en el equipo de trabajo del Gobierno", según informó el Ministerio de la Presidencia en un comunicado.

La mandataria interina, que tomó posesión en noviembre para llenar el vacío de poder dejado por la dimisión de Evo Morales, a la que siguieron las de los altos cargos llamados a sucederlo, si bien aseguró que no competiría en unas eventuales elecciones.

"No estaba en mis planes", admitió al anunciar su candidatura presidencial. "En las últimas semanas hemos procurado construir consensos mínimos con las principales fuerzas y actores políticos, apelando a su grandeza", argumentó.

La primera dimisión fue la de la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, que renunció el mismo domingo, horas antes de que Áñez reclamara una dimisión en bloque de su Gobierno, en señal de protesta por la decisión de la jefa del Ejecutivo de participar en los próximos comicios.

"No se puede ocultar el hecho de que su Gobierno ha comenzado a incurrir en los mismos males del Movimiento Al Socialismo (MAS)" de Morales, criticó Lizárraga en su una carta de dimisión.

Este lunes se ha sumado Lizárraga el ministro de Obras Públicas, Iván Arias. "Agradeciendo enormemente la confianza que usted ha depositado en mí para administrar esta cartera de Estado y enaltecer los pilares fijados por el Gobierno, me despido con las más altas consideraciones", ha dicho en su carta de dimisión.

LA REELECCIÓN PRESIDENCIAL, A DEBATE

Por su parte, el ex presidente boliviano Jorge 'Tuto' Quiroga, que el pasado 8 de enero renunció a su cargo de asesor presidencial para lanzar su propia candidatura, ha propuesto este lunes prohibir la reelección del jefe de Estado.

Quiroga se ha situado "entre los que hoy sienten dolor y decepción" por la candidatura de Áñez, por considerar que "este viraje hará daño a la credibilidad internacional de la recuperación democrática" en Bolivia.

En este sentido, Quiroga, que ha hablado en un vídeo difundido por redes sociales, ha considerado que "un Gobierno de transición en campaña es la mejor noticia para el MAS porque valida sus prácticas prorrogistas".

Los también candidatos presidenciales Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, ambos junto a Quiroga en la oposición a Morales y antiguos aliados de Áñez, han criticado sus aspiraciones presidenciales.

Áñez ha atribuido las críticas a "un grupo ya minoritario de machistas que se resiste" a que las mujeres estén en "la palestra pública". "Nosotras, cuando buscamos mayor participación, somos muy observadas (...) pero vamos por la igualdad de oportunidades", ha declarado en un acto oficial, según informa 'Los Tiempos'.

Con las elecciones presidenciales del 3 de mayo, Bolivia aspira a zanjar la crisis política que estalló por las "irregularidades" en los comicios del pasado 20 de octubre. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morales y con las fuerzas de seguridad.

El líder indígena, que se declara víctima de un "golpe de Estado", no podrá participar en estas elecciones, conforme al acuerdo alcanzado por el MAS y el nuevo oficialismo, por lo que se limitará a dirigir la campaña desde Argentina, donde está refugiado.

Para leer más