Publicado 01/11/2019 05:38

Ministros de Seguridad de las Américas se reúnen en Quito para adoptar medidas contra el crimen organizado

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Seguridad de las Américas han adoptado este jueves en Quito, la capital ecuatoriana, una serie de recomendaciones para fortalecer la lucha contra el crimen organizado en el continente.

En el marco de la VII Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas de la OEA (MISPA VII), los representantes de los diferentes países del continente han aprobado la creación de la Estrategia Hemisférica para prevenir y combatir la "delincuencia organizada transnacional (DOT)" a partir del plan ya existente de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Según indica la organización en un comunicado, las partes buscan orientar la formulación y aplicación de políticas públicas, planes, programas, indicadores y herramientas nacionales y regionales contra este tipo de delitos.

Los ministros de Seguridad han solicitado crear un compendio de los mecanismos hemisféricos de coordinación, intercambio de información e Inteligencia entre los ministerios y las fuerzas de seguridad para el uso de los estados miembro de la OEA.

Asimismo, se ha creado el Grupo Técnico Subsidiario con el fin de desarrollar mecanismos y herramientas de cooperación y establecer un protocolo para atender y coordinar emergencias.

"Nos comprometemos con la consolidación, fortalecimiento y la cooperación internacional en materia de seguridad pública, a la vez que expresamos nuestra preocupación por los acontecimientos de violencia acaecidos en el continente, que socavan la institucionalidad democrática", han aseverado antes de hacer alusión a los actos "contra el orden público, que han tenido lugar por medio de saqueos, desórdenes y destrucción de propiedades públicas".

Así, los ministros se han pronunciado contra "los actos de violencia, delincuencia e inseguridad, incluidos aquellos perpetrados de forma organizada, que atentan contra la paz".

"Reiteramos el apoyo a la institucionalidad democrática, al Estado de Derecho, los Derechos Humanos, el derecho a la libertad de expresión, de reunión y de manifestación y protesta, y destacamos la importancia de fortalecer las acciones para prevenir, enfrentar, investigar y procesar estas actividades delincuenciales y asociaciones para delinquir, que atentan contra la seguridad pública", recoge el documento.

En este sentido, han rechazado "todo tipo de violencia" y han hecho un llamamiento "a garantizar la integridad de todas las personas y el pleno respeto a los Derechos Humanos". "El diálogo constituye el mejor mecanismo para dirimir diferencias", añaden.

Por su parte, el mandatario anfitrión, Lenín Moreno, ha destacado que la reunión transcurre en un momento "muy particular y difícil de la región" ante las protestas registradas a lo largo de octubre en diversos países latinoamericanos, entre ellos Chile, Ecuador y Bolivia.

Más información