Mitsotakis asegura que los presupuestos de 2020 respetarán las metas fiscales acordadas con los acreedores

Publicado 20/07/2019 22:51:50CET
Kiriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia
Kiriakos Mitsotakis, primer ministro de GreciaREUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS

ATENAS, 20 Jul. (Reuters/EP) -

Los presupuestos generales de Grecia para el año 2020 respetarán plenamente las metas fiscales acordadas con sus acreedores, ha declarado este sábado el flamante primer ministro Kyriakos Mitsotakis.

Al presentar sus principales políticas tras su victoria en las elecciones del 7 de julio, Mitsotakis ha explicado a los diputados griegos que el presupuesto no pondrá en riesgo las metas fiscales para 2019 y 2020.

Grecia salió en agosto de los programas de ajuste económicos supervisados por sus acreedores, pero aún debe cumplir sus metas fiscales, incluido un superávit presupuestario -que excluye el pago de intereses de su deuda- de un 3,5% del Producto Interno Bruto hasta el 2022, algo que muchos consideran poco realista.

"En el borrador para el presupuesto 2020, el equilibrio fiscal no se va a ver alterado y las metas de superávit primario para los años 2019 y 2020, acordadas por el gobierno anterior, tampoco lo será", ha declarado Mitsotakis.

El nuevo primer ministro, que reemplaza al izquierdista Alexis Tsipras, fue elegido gracias a su promesa de recortar impuestos y acelerar las inversores para fomentar el crecimiento, en un país que perdió un cuarto de su Producto Interno Bruto durante la crisis de la deuda griega.

Mitsotakis también ha explicado que los recortes de impuestos previstos y las reformas a la economía y la administración pública llevarían a un mayor crecimiento y ayudarían a Grecia a convencer a sus acreedores a que reduzcan las metas fiscales después de 2020.

"En 2020 (...) tendremos la capacidad de buscar una rebaja de los superávits primarios a niveles más realistas", dijo Mitsotakis.

Así, los impuestos a las empresas se reducirán a 24% en 2019 desde el actual 28% y los gravámenes a los dividendos se recortará a la mitad, a un 5%, afirmó, agregando que también reducirá el impopular tributo a la propiedad creado en 2012, en el clímax de la crisis.

Contador