Moscovici apela al diálogo entre París y Roma: Es "absurdo" ir el uno contra el otro

Publicado 11/02/2019 18:23:17CET
Moscovici
REUTERS - Archivo

BRUSELAS, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha pedido este lunes a los gobiernos de Francia e Italia que recurran al "diálogo virtuoso" para encontrar una solución a su reciente conflicto diplomático, al tiempo que ha instado a ambas partes a "volver a la razón" y a "avanzar juntos" porque lo contrario sería "estúpido" y "absurdo".

"Creo en el diálogo virtuoso, incluso entre partes que no creen en las mismas cosas, que no se comportan de la misma manera, y creo que esto puede ser la actitud razonable: el diálogo entre partes que son muy diferentes", ha afirmado el comisario francés cuando se le ha preguntado por esta cuestión a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo).

A su juicio, Francia e Italia "no pueden tener una crisis" entre ellos y "deben respetarse el uno al otro" porque su historia, cultura, geografía y economía "están interconectadas". "Así que volvamos a la razón. Francia e Italia deben avanzar juntos, no uno contra otro, es estúpido y absurdo", ha añadido.

Moscovici ha aclarado que actúa "principalmente comisario" aunque no olvida que su nacionalidad es la francesa. "Cuando se está en mi posición se debe actuar con total objetividad"; ha dicho, para después recordar a "aquellos que pueden temer cualquier tipo de agresividad del comisario francés hacia Italia" que fue de los más interesados en buscar un acuerdo con Roma para evitar la apertura de un expediente por el elevado nivel de deuda pública.

El ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, ha afirmado que está "muy comprometido" con la amistad entre los "pueblos" de Francia e Italia, dos países unidos por su historia, cultura y "profunda amistad".

"Razón adicional para no aceptar declaraciones o comportamientos que son inaceptables entre países amigos", ha explicado, para después defender la decisión del presidente francés, Emmanuel Macron, de "marcar el golpe".

Para leer más