Mueren 22 militares y miembros de las fuerzas de seguridad en ataques de los talibán en Afganistán

Policia afgano durante ataque en Jalalabad (Afganistán)
REUTERS / PARWIZ PARWIZ - Archivo
Publicado 17/09/2018 12:35:06CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos 22 militares y miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán han muerto en las últimas horas a causa de varios ataques de los talibán en las provincias de Fará (noroeste) y Kunduz (norte), según han confirmado las autoridades del país centroasiático.

El portavoz del gobierno de la provincia de Fará, Mohamad Nasir Mehri, ha detallado que los insurgentes atacaron varios puestos de control en los distritos de Bala Bolok y Posht Rod, incidentes en los que murieron 15 miembros de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, ha agregado que en los enfrentamientos murieron al menos cinco miembros de los talibán, que no se han pronunciado hasta el momento sobre estos combates, según ha recogido la agencia afgana de noticias Jaama Press.

Por otra parte, al menos siete militares y 15 talibán murieron en un enfrentamiento en el distrito de Qala-i-Zal, en Kunduz, según el jefe de la Policía local, Safdar Alí, quien ha recalcado que la situación está en estos momentos bajo control.

Los talibán han confirmado los enfrentamientos y el portavoz del grupo, Zabihulá Muyahid, ha indicado que se saldaron con seis soldados muertos y tres capturados, tal y como ha informado la agencia local de noticias Pajhwok.

Los talibán han incrementado en los últimos días sus operaciones en el país, y el martes lograron hacerse con el control de los distritos de Jumab, ubicado en la provincia de Jauzján (norte), y de Daimirdad, en la provincia de Maidan Uardak (centro).

Los talibán rechazaron a mediados de abril el llamamiento del presidente afgano, Ashraf Ghani, para que el grupo participe en las próximas elecciones parlamentarias y locales y pidieron boicotear los comicios. Días después anunciaron el inicio de su 'ofensiva de primavera'.

En junio, el líder de los talibán, Hebatulá Ajundzada, recalcó que el grupo continuará su lucha contra las tropas internacionales y volvió a pedir a Estados Unidos que participe en un proceso de conversaciones directas.

En su comunicado, el mulá Ajundzada indicó que la solución al conflicto es que las "fuerzas de ocupación" abandonen el país para que "eche raíces" un gobierno "independiente, islámico y afgano".

En julio trascendieron informaciones sobre la existencia de conversaciones directas con una delegación estadounidense en Qatar para intentar impulsar el proceso de paz en el país centroasiático. Los talibán han rechazado conversaciones con Kabul.