Publicado 01/04/2021 23:54CET

Mueren dos militares venezolanos durante los enfrentamientos con grupos armados en la frontera con Colombia

Archivo - Militares de Venezuela en Caracas
Archivo - Militares de Venezuela en Caracas - MINISTERIO DE DEFENSA DE VENEZUELA - Archivo

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa de Venezuela ha confirmado este jueves el fallecimiento de otros dos militares en el estado de Apure durante los enfrentamientos que en los últimos días se han intensificado en la frontera con Colombia contra los grupos irregulares armados que operan en la zona.

De acuerdo con el parte de la cartera de Defensa, los fallecidos son el sargento primero Andriel Istúriz Sojo y el sargento segundo Jesús Alexander Vásquez Pérez. Ambos fueron víctimas de una mina. Sus muertes se suman a las del mayor Edward Ramón Cobo Segovia y la del primer teniente Yonathan Miguel Duarte, durante los primeros días de combate.

Las autoridades venezolana han expresado sus condolencias a las familias y allegados de las víctimas por un hecho, que tuvo lugar el miércoles en el municipio José Antonio Páez, situado en el sur de Apure.

"En el mismo acto terrorista resultaron heridos nueve efectivos militares, a quienes se les está prestando la debida atención médica en la red de salud militar", informa el comunicado, en el que también se habla de la detención de 33 personas y la muerte de otros nueve miembros de estos grupos armados.

Hasta el momento, la llamada operación 'Escudo Bolivariano 2021' ha dejado cuatro militares venezolanos fallecidos, trece "terroristas" abatidos y otros 72 detenidos.

A lo largo del jueves el canal de televisión colombiano NTN24 ha denunciado la detención de dos de sus trabajadores, Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, así como de dos activistas de la ONG Fundaredes, Juan Salazar y Diógenes Tirado, por agentes de la Guardia Nacional de Venezuela. Se desconocen los motivos.

En las últimas dos semanas se viene produciendo un aumento de los enfrentamientos en la ya complicada frontera entre Colombia y Venezuela, escenario por el que operan muchas organizaciones armadas en su afán por hacerse con el control de las rutas del narcotráfico.

Caracas viene denunciado una serie de ataques a sus instalaciones estratégicas y ha responsabilizado al Gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque, de estar detrás de estos atentados y de apoyar a los grupos paramilitares y del narcotráfico que operan en la zona.

Contador