Mugabe acepta a Mnangagwa como presidente y llama a los zimbabuenses a apoyarle

El ex presidente de Zimbabue Robert Mugabe
REUTERS / SIPHIWE SIBEKO - Archivo
Publicado 07/09/2018 13:08:53CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe, forzado a dimitir tras un golpe militar que aupó al poder a su exvicepresidente Emmerson Mnangagwa, ha aceptado que éste es el presidente ahora del país y ha llamado a los zimbabuenses a apoyarle, ante el rechazo del candidato opositor a aceptar su derrota en las elecciones del pasado 30 de julio.

Mugabe, que había dicho que votaría por el candidato opositor en las presidenciales, ha apostado por pasar página a lo ocurrido en noviembre pasado. "Lo que ocurrió ha quedado borrado por su victoria en las elecciones del 30 de julio. Ahora tenemos un Gobierno nacido de la Constitución", ha afirmado.

"Hubo unas elecciones, el ZANU-PF estuvo representado por Emmerson Mnangagwa y (Nelson) Chamisa representó a la alianza MDC y los resultados dijeron que la persona que ganó fue Emmerson Mnangagwa", dijo este jueves Mugabe, según informa el diario oficial 'The Herald'.

"Nosotros hemos aceptado el resultado y esperamos que seguiremos respetando la voluntad del pueblo. El arma no puede y no debe liderar la política", sostuvo el veterano exdirigente, que gobernó el país desde su independencia en 1980.

Mugabe ha defendido que todos los zimbabuenses deben ahora cerrar filas detrás del Gobierno y quienes no están de acuerdo deberán esperar "cinco años" a las próximas elecciones. "Pero por ahora la persona que ganó es Mnangagwa", insistió.

El expresidente, que hizo estas declaraciones desde su residencia y acompañado por su mujer Grace, aseguró que nunca pensó en ella como su sucesora, refutando así uno de los motivos de que de planteó como argumento para el golpe de Estado militar que terminó llevando al poder a Mnangagwa.

En este sentido, según informa el diario, Mugabe dijo que quería que el ministro Sydney Sekeramayi le sucediera, ya que llevaba más tiempo que Mnangagwa en política, y sostuvo que Grace no estaba preparada para ser presidenta.

A su vez, la exprimera dama elogió a Mnangagwa y prometió rezar por él, agradeciéndole de que pusiera a su disposición un avión para poder viajar desde Singapur, donde estaba recibiendo tratamiento médico, a Harare para el funeral de su madre.