Actualizado 17/09/2022 21:24

Múnich inaugura el Oktoberfest tras dos años perdidos por la pandemia

Inauguración del Oktoberfest en Múnich
Inauguración del Oktoberfest en Múnich - Sven Hoppe/dpa

MÚNICH (ALEMANIA), 17 (DPA/EP)

El Oktoberfest, considerado el mayor festival de cerveza del mundo, ha arrancado este sábado una edición que devuelve a Múnich uno de sus eventos más reconocidos, después de dos años en los que no se ha celebrado por la restricciones asociadas a la pandemia de COVID-19.

Miles de visitantes se agolpaban ya ante el recinto antes de la inauguración oficial, encabezada por el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, que ha golpeado con un martillo el primer barril y ha dado por inaugurada la cita.

El alcalde ha cumplido con la tradición y ha cedido la primera jarra de cerveza al primer ministro de Baviera, Markus Soeder, junto a quien ha brindado por una fiesta tranquila. La meteorología anticipa temperaturas frías durante el festival, que ha arrancado también con lluvia.

La jornada ha estado marcada por las bajas temperaturas y una ligera llovizna, lo que no ha impedido las largas colas para poder acceder a las mejores tiendas incluso antes del inicio oficial del festival.

El Oktoberfest, que se prolongará hasta el 3 de octubre, no incluye medidas específicas frente a la COVID-19, aunque las autoridades han recomendado a los asistentes que se hagan un test si tienen síntomas compatibles y que no acudan en caso de estar enfermos.

En cuanto a los incidentes, no se ha notificado durante la mañana ningún 'bierleiche', o "cuerpo de cerveza", como conocen los sanitarios a los desmayos por consumo abusivo de alcohol. Sí se han atendido algunas lesiones menores.

Según cifras policiales la asistencia ha sido ligeramente inferior a las de antes de la pandemia, cuando se contabilizaban unos 6 millones de asistentes.

Contador

Más información