Netanyahu recalca que el próximo Gobierno en Israel impulsará la expansión de los asentamientos en Cisjordania

FILED - 15 November 2022, Israel, Jerusalem: Likud leader and incoming Israeli prime minister Benjamin Netanyahu attends a session covened for the swearing-in of Israel's 25th parliament (Knesset). Photo: Ilia Yefimovich/dpa
FILED - 15 November 2022, Israel, Jerusalem: Likud leader and incoming Israeli prime minister Benjamin Netanyahu attends a session covened for the swearing-in of Israel's 25th parliament (Knesset). Photo: Ilia Yefimovich/dpa - Ilia Yefimovich/dpa
Publicado: miércoles, 28 diciembre 2022 13:50

El primer ministro designado recalca que "el pueblo judío tiene derecho exclusivo e incuestionable a todas las áreas en la Tierra de Israel"

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro designado de Israel, Benjamin Netanyahu, ha recalcado este miércoles que "el pueblo judío tiene derecho exclusivo e incuestionable a todas las áreas en la Tierra de Israel" y ha adelantado que impulsará la expansión de los asentamientos en Cisjordania.

Netanyahu, que tiene previsto jurar el cargo durante la jornada del jueves, ha adelantado parte de las políticas del nuevo Ejecutivo a través de un hilo en su cuenta en la red social Twitter, donde ha resaltado que "el Gobierno promoverá y desarrollará asentamientos en todas las partes de la Tierra de Israel: Galilea, el Neguev, los Altos del Golán, Judea y Samaria --nombre bíblico de Cisjordania--".

En el caso de los Altos del Golán --un territorio que Israel arrebató a Siria durante la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra del Yom Kipur (1973) y que se anexionó de forma efectiva en 1981--, ha especificado que "trabajará para reconocerlos como una región estratégica" en la que impulsar los asentamientos y "promover el desarrollo de empresas para preservar valores de la naturaleza, el pueblo y el medio ambiente únicos en los Altos del Golán".

Así, ha manifestado que "el Gobierno trabajará para reforzar el estatus de Jerusalén", y ha reseñado que las nuevas autoridades "trabajarán activamente para fortificar la seguridad nacional y dar seguridad a sus ciudadanos mientras se combate con determinación contra la violencia y el extremismo".

Israel considera Jerusalén como su capital "indivisible", si bien el estatus de la ciudad está pendiente de un acuerdo de paz con las autoridades palestinas, que reclaman Jerusalén Este como capital de un Estado en las fronteras de 1967.

Netanyahu ha apuntado además que su Gobierno "continuará la lucha contra el programa nuclear iraní" y "trabajará para promover la paz con todos los vecinos mientras se preservan la seguridad y los intereses históricos y nacionales de Israel".

En esta línea, ha adelantado que las autoridades "trabajarán para aumentar la absorción de migrantes de todos los países del mundo" y ha hecho hincapié en que "preservará el carácter judío del país, mientras se respetan las religiones y tradiciones de los miembros de todas las religiones en el país".

"El 'statu quo' en asuntos de religión y Estado se mantendrá, tal y como ha sido aceptado durante décadas en Israel, incluido en lo relativo a los lugares sagrados", ha afirmado, en medio de las tensiones con los palestinos en torno a las Explanadas de las Mezquitas, conocida por los judíos como Monte del Templo.

Por otra parte, ha recalcado que "trabajará para abordar el problema de la seguridad en la sociedad árabe y luchar contra el crimen, al tiempo que se impulsa la educación y la búsqueda de soluciones adecuadas para los jóvenes y una inversión apropiada en infraestructura en comunidades árabes".

El anuncio de Netanyahu ha llegado apenas unos días después de que el Gobierno palestino reclamara a la comunidad internacional presionar al Ejecutivo israelí entrante para que no aplique parte de sus compromisos políticos sobre el terreno para no dañar la solución de dos estados. Así, afirmó que estas políticas "irían a expensas de los derechos justos y legítimos del pueblo palestino".

En el marco de los acuerdos para ensamblar la nueva coalición, considerada la más derechista en la historia de Israel, Netanyahu ha entregado ciertas competencias sobre Cisjordania a sus socios que amenazan incluso con una posible anexión de territorios, según algunos críticos. La coalición liderada por el Likud de Netanyahu incluye a los partidos ultraderechistas y ultraortodoxos Otzma Yehudit, Sionismo Religioso, Noam, Shas y Judaísmo Unido de la Torá.

Contador

Más información