Publicado 16/06/2021 13:15CET

Nigeria carga contra el fundador de Twitter por los daños materiales en protestas contra la violencia policial

Archivo - Protesta contra una unidad de la Policía de Nigeria acusada de abusos y asesinatos
Archivo - Protesta contra una unidad de la Policía de Nigeria acusada de abusos y asesinatos - Kirsty O'connor/PA Wire/dpa - Archivo

Acusa a Dorsey de recaudar fondos para apoyar las protestas contra el SARS en 2020

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nigeria ha acusado al fundador de la red social Twitter, Jack Dorsey, de ser responsable de los daños materiales sufridos por el país en el marco de las protestas del año pasado contra la violencia policial, en medio de su disputa con esta plataforma durante las últimas semanas.

El ministro de Información de Nigeria, Lai Mohammed, ha indicado en declaraciones en un programa de Radio Nigeria que Dorsey recaudó fondos a través de bitcoins para financiar las protestas, mientras que la plataforma fue utilizada para enviar mensajes que recrudecieron los enfrentamientos.

"Si pides a la gente que done dinero a través de bitcoins para los manifestantes de #EndSARS --nombre del movimiento contra la ya disuelta unidad Escuadrón Especial Contra el Robo (SARS)-- eran denunciable por los resultados de las protestas", ha dicho, antes de incidir en que Dorsey creó incluso un 'emoji' para que las manifestaciones fueran más visibles.

"No hemos olvidado que #EndSARS se saldó con la pérdida de vidas, entre ellas las de 37 policías, seis soldados y 57 civiles, mientras que se destruyeron propiedades por valor de miles de millones de nairas", ha señalado, tal y como ha recogido el diario nigeriano 'The Premium Times'.

Mohammed ha recalcado además que las autoridades no suspendieron las operaciones de Twitter simplemente por eliminar un mensaje del presidente, Muhammadu Buhari, y ha argumentado que "Twitter se ha convertido en la plataforma preferida de un promotor de un grupo separatista", en referencia al líder del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB), Nnamdi Kanu.

"Este promotor ha usado de forma consistente la plataforma para decir a sus seguidores que maten a soldados y policías nigerianos, asalten oficinas de la comisión electoral y destruyan todos los símbolos de la soberanía de Nigeria", ha señalado, antes de incidir en que "los intentos de persuadir a Twitter de que negara esta plataforma a un líder separatista no fueron tomados en serio".

El este y el sureste del país han sido escenario de un repunte de los ataques durante los últimos meses, achacados por las autoridades principalmente al brazo armado del IPOB, una organización fundada por Kanu en Reino Unido en 2014 y declarada en 2018 un grupo terrorista por Abuya.

Sin embargo, ha confirmado que Twitter se ha puesto en contacto con el Gobierno del país africano para comunicar que "están dispuestos a hablar". "Como siempre hemos dicho, la puerta no está cerrada y tenemos la mente abierta, pero Twitter debe trabajar", ha argüido el ministro de Información nigeriano.

En esta línea, ha reiterado que Twitter tendrá que registrarse como una compañía en Nigeria y obtener licencia de las autoridades, al tiempo que ha incidido en que varios países están trabajando para regular las operaciones de las redes sociales. "Incluso la Unión Europea (UE), que no tiene leyes particulares sobre redes sociales, ha hecho recomendaciones en un 'libro blanco'", ha remachado.

El Gobierno nigeriano anunció a principios de junio la suspensión indefinida de las operaciones de Twitter después de que la compañía borrara por presuntamente incitar a la violencia una publicación de Buhari en la que avisaba a responsables de disturbios con responderles "en su propio idioma".

Twitter eliminó el mensaje al considerar que el presidente Buhari había violado las reglas de uso de la red social, después de ser alertada por varios usuarios que lo denunciaron al considerar que esta palabras suponían una amenaza e incluso una declaración de guerra.

Los ataques en Nigeria, anteriormente centrados en la zona noreste del país --donde operan Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA)-- se han extendido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.

Para leer más