El NRC alerta de la "cada vez más crítica" catástrofe humanitaria en la "olvidada" provincia de Ituri (RDC)

Refugio en Minova, República Democrática del Congo.
Refugio en Minova, República Democrática del Congo. - Europa Press/Contacto/Alain Uyakani
Publicado: viernes, 29 marzo 2024 4:06

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha alertado este jueves del empeoramiento de la "cada vez más crítica" situación humanitaria en la provincia de Ituri, en el noreste de República Democrática del Congo (RDC), y ha pedido a la comunidad internacional que tome medidas urgentes para "ayudarles a sentar las bases de un futuro pacífico".

"No podemos permitirnos pasar por alto el deterioro del conflicto en Ituri. La falta de atención internacional más allá de la crisis en Kivu Norte y la creciente ruptura de las relaciones entre las comunidades locales en todo Ituri exigen una acción inmediata", ha advertido el director del NRC en RDC, Eric Batonon, quien ha llamado a "suministrar más ayuda humanitaria al tiempo que se promueve el diálogo y la reconciliación a nivel local".

La ONG ha lamentado en un comunicado emitido este jueves que la comunidad internacional ha puesto el foco en la que en el recrudecimiento de la situación en Goma y sus alrededores, en la provincia de Kivu Norte, y está "pasando por alto una y otra vez el conflicto en la vecina Ituri", donde "el aumento de la violencia entre comunidades ha acelerado la ruptura de la cohesión social" y "los repetidos ataques han obligado a cientos de miles de personas a abandonar sus hogares desde febrero de 2024".

El número de ataques violentos en Ituri, ha señalado el NRC, no ha dejado de aumentar en los últimos seis meses, con casi 200 ataques desde principios de año, circunstancia que ha llevado a que la población local no pueda trabajar sus tierras por miedo a ataques o represalias y no pueden mantener a sus familias.

"UN CÍRCULO VICIOSO Y PELIGROSO"

Así las cosas, las comunidades de las zonas más afectadas por la intensa violencia se están desplazando hacia pequeñas zonas consideradas estables por el momento. Allí, "tanto los desplazados como las comunidades que los acogen se ven obligados a competir por unos alimentos, unos puestos de trabajo y unas tierras ya de por sí limitados, mientras que la ayuda internacional sigue siendo insuficiente", se explica en la nota.

El aumento de las tensiones, sumado a la escasez de recursos y ayuda, han dado lugar en Ituri a "un círculo vicioso y peligroso" que se está sintiendo de manera "transversal" en todos los niveles.

Abordar la crisis en la provincia, han apostillado desde el Consejo Noruego para los Refugiados, "requiere una respuesta integral que cuente con recursos suficientes y responda a las necesidades inmediatas, al tiempo que construya soluciones duraderas para los afectados".

"Debemos ayudar a las comunidades a reconstruir la confianza y las relaciones para evitar aún más conflictos en el futuro. Mejorar la crisis humanitaria exigirá construir soluciones pacíficas desde la base. Esto puede lograrse reforzando el apoyo a las iniciativas de transformación de conflictos y cohesión social en Ituri", ha sentenciado Batonon.