El nuevo jefe del Banco Central de Argentina se centrará en combatir la inflación

Actualizado 15/12/2015 5:06:54 CET
REUTERS

BUENOS AIRES, 15 Dic. (Reuters/EP) -

El nuevo titular del Banco Central de Argentina, Federico Sturzenegeer, ha dicho este lunes que su prioridad será controlar la acelerada inflación, a la que se ha referido como el "verdadero problema" de la economía, más allá de dónde se encuentre el tipo de cambio.

Estimaciones privadas ubican a la inflación real de Argentina por encima del 30 por ciento anual, superior a las cuestionadas estadísticas que dejó la gestión de la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, mientras la economía está estancada y carga con un inmenso déficit fiscal.

"Esta institución prestará más atención a la evolución de la inflación que al valor del dólar, que en los últimos tiempos ha resultado una obsesión, justamente por no haberse centrado en el verdadero problema", ha explicado Sturzenegeer a los empleados del Banco en su primer día de gestión oficial, según un comunicado de prensa de la institución.

Hace cuatro años el Gobierno --que entregó el poder el pasado jueves-- estableció controles al sistema cambiario que fueron bautizados como 'cepo': las autoridades autorizan la compra y venta de dólares según la liquidez del mercado.

Las reservas del Banco Central han caído en picado porque los exportadores retienen su producción ante el abismo que separa el tipo de cambio oficial del real. Las divisas que tiene la entidad se ubican ligeramente por debajo de los 25.000 millones de dólares, pero analistas coinciden en que la liquidez verdadera sería de 6.000 millones de dólares como máximo.

Muchos inversores y operadores financieros esperan una fuerte devaluación del peso para alentar las exportaciones, en línea con las promesas de campaña del presidente de centroderecha Mauricio Macri de terminar con los controles.

"Por suerte hay un enorme apoyo mundial hacia este cambio (económico) que abrió Argentina", ha afirmado Macri este mismo lunes, al tiempo que ha anunciado que eliminó los impuestos a las exportaciones industriales, tras haber acabado poco antes con impuestos a las exportaciones agrícolas más importantes.

Una fuente de la banca oficial ha dicho a Reuters que esta semana podría anunciarse una depreciación de la moneda, que oficialmente hoy cotiza en 9,79 por dólar, y una fuerte alza en la tasa de referencia --actualmente en el 26 por ciento promedio-- para ofrecer un rendimiento atractivo en términos reales y desincentivar la demanda de moneda estadounidense.

Para leer más